Scones

12-scones

Los scones son unos panecillos típicos de la cocina británica que no pueden faltar como acompañamiento del té de las cinco. Al ser una receta tradicional, existen un millón de versiones distintas, que se suelen servir con nata, mantequilla o mermelada (¿quién dijo dieta?).

Yo los descubrí hace años en un viaje a Irlanda y fue un amor a primer bocado: cuando volví me pasé un verano entero intentando hacerlos en casa sin conseguir nada más que bollos insípidos y tristones. Acabé por tirar la toalla hasta que una amiga me pasó su receta y recuperé la fe. Diez minutos de preparación y diez minutos de horno son suficientes para tener una docena de scones calentitos. Y si sobran (que lo dudo) siempre se pueden congelar…

Scones tradicionales

(Para una docena)

225 gramos de harina con levadura
75 gramos de mantequilla (a temperatura ambiente)
40 gramos de azúcar
1 huevo
2 cucharadas de nata
una pizca de sal

  1. Mezclamos con los dedos la harina y la mantequilla, desmenuzándola hasta obtener miguitas.
  2. Batimos juntos el huevo y la nata y los añadimos a la mezcla anterior, con el azúcar y la sal. Mezclamos todo hasta obtener una masa firme pero manejable (parecerá muy seca porque casi no hay ingredientes líquidos, pero es normal).
  3. Estiramos la masa con un rodillo hasta que quede con un grosor de unos 2,5 centímetros y con un cortador de unos 5 centímetros de diámetro vamos recortando los scones.
  4. Horneamos 10-12 minutos, hasta que los scones estén dorados y los servimos templados.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s