Blondie de batata

blondies de batata 2

¡Ah, la batata, esa gran desconocida! A medio camino entre la patata y la calabaza, es uno de mis ingredientes favoritos para platos dulces y salados, sopas, cenas y postres. Y sin embargo, casi no conozco a nadie que cocine con ella y como debo de ser la única que la compra en esta ciudad me vuelvo loca para encontrarla en los supermercados.

Esta vez la he utilizado para hacer unos blondies sin lactosa y sorprendentemente sanos: no tienen mantequilla, sólo un poco de aceite, y llevan azúcar (moreno, integral, ecológico y de comercio justo, vamos, mejor imposible), pero no mucho, porque la batata ya es bastante dulce. La textura no es de brownie denso, sino más bien de bizcocho suave y jugoso, pero están ricos y son muy fáciles de hacer. ¡Repetiremos!

Blondie de batata con glaseado de sirope de arce
(Para 12 blondies)

120 gramos de harina
½ cucharadita de levadura química (tipo Royal)
¼ cucharadita de bicarbonato de soda
Una pizca de sal
½ cucharadita de canela
½ cucharadita de nuez moscada
60 gramos de aceite de girasol (o de oliva suave)
150 gramos de azúcar moreno
1 huevo grande
¼ cucharadita de esencia de vainilla
Una batata pequeña (aproximadamente, 230 gramos)
2 cucharaditas de sirope de arce
3 cucharadas de azúcar glas

  1. Pelamos la batata, la cortamos en trocitos, la cocemos (yo la hago al vapor en el microondas), la escurrimos bien y la machacamos con un tenedor hasta hacer un puré con ella. Dejamos que enfríe.
  2. Mezclamos en un recipiente mediano la harina, la levadura química, el bicarbonato de soda, la sal y las especias.
  3. En un bol grande batimos el aceite, el azúcar, el huevo y la vainilla. Añadimos la batata y removemos hasta que quede bien incorporada.
  4. Agregamos poco a poco los ingredientes secos y vamos mezclando con una espátula hasta obtener una masa espesa.
  5. Extendemos la masa en un molde engrasado o forrado con papel de hornear (el mío es rectangular, de 20 x 26 centímetros) y horneamos 20 minutos a 180ºC. Dejamos enfriar de todo.
  6. Para hacer el glaseado (que no es imprescindible, pero sí muy interesante) sólo tenemos que mezclar bien las dos cucharaditas de sirope de arce con el azúcar glas y verterlo sobre el blondie. Dejamos reposar un rato antes de cortarlo para no pringarnos los dedos.

.
(Encontré la inspiración en Our Family Eats)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s