Tarta de zanahoria

44-tarta de zanahoria

La tarta favorita de mi madre es la de zanahoria, y el otro día estuvo de cumpleaños. ¿Hay algo más que decir?

Esta receta es muy fácil de hacer hasta que te pones a montar los dos pisos y glasearlos: ahí la cosa se vuelve más entretenida. Y la diversión se vuelve frenética cuando ya la tienes toda glaseada y te das cuenta de que de alguna manera tienes que llevarla a casa de tu madre. Bajo la lluvia. (Ahora os explicáis por qué la foto es sólo de un trozo y no de toda la tarta, ¿verdad?)

Tarta de zanahoria con crema de queso a la naranja
(Para una tarta de dos pisos con moldes redondos de 20 cm de diámetro)

175 gramos de harina
2 cucharaditas de levadura química (tipo Royal)
1 cucharadita de canela
½ cucharadita de nuez moscada
100 gramos de azúcar
100 gramos de azúcar moreno
150 ml de aceite
3 huevos
200 gramos de zanahoria rallada (unas tres zanahorias pequeñas)
75 gramos de nueces troceadas

  1. En un recipiente mediano tamizamos juntas la harina, la levadura, la canela y la nuez moscada.
  2. En un recipiente grande batimos juntos los azúcares y el aceite. Añadimos los huevos uno a uno, batiendo bien cada vez. Incorporamos la zanahoria rallada y las nueces, y mezclamos bien todo.
  3. Con una espátula, incorporamos la harina con las especias y removemos lo justo para obtener una masa sin grumos. Repartimos la mezcla entre los dos moldes engrasados y/o forrados con papel vegetal y horneamos a 180ºC durante unos 25 minutos. Dejamos enfriar de todo antes de glasearla.

.
Crema de queso a la naranja
400 gramos de queso de untar (tipo Philadelphia) recién sacado de la nevera (y no, no vale la versión light: el glaseado quedaría demasiado aguado)
200 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
La ralladura de una naranja (la receta original era con limón, pero así está mucho más rico)
200 gramos de azúcar glas tamizado

  1. Con una batidora eléctrica de varillas batimos juntos la mitad del queso, la mantequilla, la ralladura de naranja y el azúcar glas durante unos minutos, hasta obtener una mezcla con cuerpo y homogénea. Añadimos de golpe el resto del queso y seguimos batiendo hasta que la mezcla tenga una consistencia que nos permita repartirla bien por la tarta.
  2. Si los bizcochos han crecido mucho en el horno, podemos recortar la parte superior con un cuchillo de sierra para que sean llanas y la tarta sea más fácil de glasear y de montar.
  3. Cogemos el primero de los bizcochos y extendemos sobre él aproximadamente un tercio del glaseado.
  4. Cogemos el segundo bizcocho y lo ponemos boca abajo sobre el primero. Con una espátula, paciencia, cariño y algo de maña extendemos el resto del glaseado sobre toda la superficie de la tarta. Dejamos que enfríe una hora en la nevera antes de servirla (porque hará que la crema de queso esté más firme y sea más fácil cortarla y servirla).

.
(Encontré la inspiración en el libro Short & Sweet, de Dan Lepard.)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s