Muffins de limón

muffins de limón peq

Keep it simple, dicen los ingleses. No te líes, digo yo. Ahora que los limones se multiplican en mi nevera (bueno, en el poco espacio que les dejan los calabacines), era el momento perfecto para hacer esta receta, que se prepara en cinco minutos (más 20 de horneado) y no necesita ni batidora ni ingredientes extraños.

Y no me malinterpretéis: si tenéis tiempo y ganas de hacer una tarta decorada de tres pisos con relleno de frutas exóticas, me parece estupendo (¡y espero que me invitéis a probarla!)… pero yo esta semana lo único que le pedía a la vida era un bizcocho de toda la vida, en versión muffin, suave y esponjoso y con un sutil sabor a limón.

Muffins de limón
(Para 12 muffins)

180 gramos de harina
200 gramos de azúcar
½ cucharadita de bicarbonato de soda
Una pizca de sal
2 huevos (a temperatura ambiente)
Un yogur natural (125 ml)
125 gramos de mantequilla derretida
1 cucharada de zumo de limón
La ralladura de un limón
Para el topping crujiente (opcional, pero muy interesante): 25 gramos de harina, 30 gramos de azúcar y 15 gramos de mantequilla fría.

  1. En un recipiente grande tamizamos juntos la harina, el azúcar, el bicarbonato de soda y la sal.
  2. En un bol mediano mezclamos los dos huevos batidos, el yogur, la mantequilla derretida, el zumo y la ralladura del limón.
  3. Vertemos los ingredientes líquidos en la mezcla de harina y azúcar y vamos removiendo poco a poco con una varilla manual (o con una cuchara de madera de toda la vida).
  4. Repartimos la mezcla en 12 moldes de muffin hasta llenarlos unos dos tercios de su capacidad.
  5. Para hacer un topping crujiente (ya os digo que no es obligatorio, pero sí muy recomendable), ponemos en un bol pequeño 25 gramos de harina, 30 gramos de azúcar y 15 gramos de mantequilla muy fría. Con los dedos, desmenuzamos la mantequilla y vamos mezclándola con la harina y el azúcar hasta obtener unas miguitas, que espolvoreamos por encima de la masa de los muffins.
  6. Horneamos a 180ºC durante unos 20 minutos y dejamos reposar en la bandeja del horno cinco minutillos antes de pasarlos a una rejilla para que enfríen (¡están buenísimos templaditos!)

(Encontré la inspiración en Taste of Home)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s