Bizcochitos de calabaza y crema de nubes (whoopie pies)

whoopie pies de calabaza

Si esto fuera un blog más centrado en las tendencias gastronómicas os diría que, tras los cupcakes y los cake pops, los whoopie pies (bizcochitos rellenos, tipo sándwich), son el último grito en repostería cuqui.

Como a estas alturas ya nos conocemos, me limitaré a confesaros que, por una serie de casualidades de la vida, tenía dos calabazas en la nevera, atrincheradas en el cajón de las verduras, y me daba la sensación de que empezaban a conspirar contra mí. Así que di un golpe de efecto y saqué una del medio (puré de calabaza, arroz de calabaza y whoopies de calabaza). Ahora la otra me mira con más respeto cuando abro la puerta. ¡Ja! ¡Conspiraciones vegetales a mí!

Whoopie pies de calabaza rellenos de crema de nubes
(Para 20 bizcochitos con los que haremos 10 whoopies)

150 gramos de calabaza, pelada y cortada en trocitos
250 gramos de harina
½ cucharadita de levadura química (tipo Royal)
½ cucharadita de bicarbonato de soda
½ cucharadita de sal
1 cucharadita de canela en polvo
1 cucharadita de jengibre molido
120 ml de aceite de oliva suave o de girasol
100 gramos de azúcar
100 gramos de azúcar moreno
½ cucharadita de esencia vainilla
1 huevo, a temperatura ambiente

Para el relleno:
100 gramos de azúcar glas
60 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
60 gramos de queso para untar (tipo Philadelphia, y no, no vale la versión light)
70 gramos de crema de nubes para untar (tipo Marshmallow Fluff, yo la encuentro en tiendas de productos estadounidenses)

  1. Cocemos la calabaza (yo la hago al vapor en el microondas), la escurrimos bien y la machacamos con un tenedor hasta hacer un puré con ella. Dejamos que enfríe.
  2. Tamizamos juntos la harina, la levadura química, el bicarbonato de soda, la sal, la canela y el jengibre, y reservamos.
  3. En un recipiente grande batimos bien el aceite con los azúcares. Añadimos el huevo, el puré de calabaza y la esencia de vainilla y batimos bien hasta obtener una masa homogénea.
  4. Con una espátula agregamos poco a poco la mezcla de harina y especias hasta que queden bien incorporados.
  5. Sobre una bandeja de horno bien engrasada o forrada con papel vegetal hacemos montoncitos de masa de unos 5 centímetros de diámetro (intentad que salgan todos iguales para que luego os sea más fácil montar los sándwiches). En las tiendas de repostería venden ya moldes de whoopie pies, yo los usé esta vez y aunque es cierto que son más cómodos, después no quedan tan bonitos.
  6. Horneamos unos 15 minutos a 170ºC, y dejamos reposar un poco antes de pasarlos a una rejilla para enfriar de todo.
  7. Para hacer el relleno, tamizamos el azúcar glas (paso imprescindible para que no quede grumoso) y, con una batidora de varillas lo batimos con la mantequilla hasta obtener una crema pálida. Añadimos el queso en crema y batimos un par de minutos más. Por último, incorporamos la crema de nubes y seguimos batiendo hasta obtener una mezcla ligera y homogénea. La metemos en la nevera y la dejamos reposar unos tres cuartos de hora para que cuaje.
  8. Ponemos el relleno en una manga pastelera y ponemos un poco de relleno sobre la parte plana de uno de los bizcochitos. Tapamos con el otro ¡y listo! (Por cierto, en opinión de mi media naranja están mucho más ricos al día siguiente de hacerse, porque el bizcocho es bastante denso y así se empapa un poco con el relleno.)

(Encontré la inspiración en el libro Cake Days de la Hummingbird Bakery)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s