Brioche

brioche

Como éste es un blog un poco de andar por casa, me vais a permitir que me haya tomado dos libertades a la hora de hornear mis brioches. La primera, hacerlo en moldes alargados rectangulares, pero no tengo ninguno de brioche clásico (parecido a una flanera grande) y si mi colección de moldes sigue aumentando dentro de poco no van a caber en mi cocina (que, como ya sabéis, no es la más grande del país).

La segunda libertad que me he tomado ha sido elegir como base una receta italiana para hacer el pan francés por excelencia, pero no creo que sea una ofensa muy grave porque he optado por la de las hermanas Simili, que es una versión más fácil de hacer que otras que tengo por casa y está deliciosa. Superadas estas dos pequeñas desviaciones de la tradición, ¿nos ponemos a amasar?

Brioche
(Para dos moldes de 26 x 12 cm)

500 gramos de harina de fuerza
140 ml de agua
8 gramos de levadura seca instantánea
100 gramos de mantequilla, a temperatura ambiente y cortada en cubitos
30 gramos de azúcar
10 gramos de sal
2 huevos, a temperatura ambiente, y uno más para pintar la masa antes de hornearla

  1. Empezamos haciendo un prefermento mezclando 150 gramos de harina, 90 ml de agua y la levadura seca instantánea. Lo ponemos en un recipiente grande bien engrasado, la tapamos con film transparente y la dejamos reposar unos tres cuartos de hora hasta que duplique su volumen.
  2. Transcurrido ese tiempo, preparamos el resto de la masa mezclando bien los demás ingredientes (350 gramos de harina, 50 ml de agua, la mantequilla, el azúcar, la sal y los dos huevos).
  3. Sobre una superficie de trabajo bien limpia, aplastamos y estiramos el prefermento haciendo una especie de rectángulo y colocamos sobre él la segunda masa. Trabajamos las dos masas juntas hasta que obtengamos una mezcla uniforme (no es difícil ver cuando lo conseguimos, porque son de colores distintos: el prefermento es mucho más blanquecino). La metemos en un bol grande engrasado, la tapamos y la dejamos reposar entre una hora y hora y media.
  4. Cuando haya fermentado la volcamos sobre una mesa, la desgasificamos, la dividimos a la mitad y a cada una de las piezas le damos forma alargada y la ponemos en un molde previamente engrasado y/o forrado con papel vegetal.
  5. Cubrimos los dos moldes y los dejamos reposar entre 45 minutos y una hora.
  6. Justo antes de cocerlos, pintamos la superficie con huevo batido. Horneamos los brioches a 200ºC durante 30-40 minutos. Si durante el horneado la corteza se tuesta demasiado rápido, cubrimos con papel albal para evitar que se queme.

(Encontré la inspiración en el muy recomendado libro Pan y dulces italianos de las hermanas Simili)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s