Vasitos de tarta de queso (sin horno)

vasitos tarta de queso

Hace unos días tuve un arrebato hipster muy poco habitual en mí y me hice una cuenta de Instagram (si alguien tiene curiosidad, el nombre de usuario es lacocinadiminuta). Inmediatamente me puse a planear qué fotos de pies, tazas de café y ventanas con gotas de lluvia iba a colgar para ser mogollón de moderna, y estaba dudando si añadir gatitos en blanco y negro (no tengo gatos, y eso podría dificultar las cosas) cuando llegó mi media naranja. Orgullosísima de mi iniciativa, le dije que ya era una hipster porque tenía cuenta de Instagram… Y su respuesta fue que eso ya está demodé y que soy la típica madre que intenta ser moderna diciendo cosas como “tranqui, tronco”. Jooooo… ¡Estoy a dos pasos de la bata de guata y los tuppers de croquetas!

En fin, mejor os cuento la receta de esta semana y dejo de marearos con mis intentos de ser una mamá trendy (como dicen en las revistas). Como sigue haciendo calor, estoy profundizando en el tema de los postres que no necesitan horno: estos vasitos de tarta de queso son facilísimos de hacer, se preparan en dos minutos, quedan cucos y son altamente personalizables. ¡Perfectos para lucirte cuando tienes invitados sorpresa!

Vasitos de tarta de queso

(Para 4-6 vasitos, dependiendo del tamaño)

80 gramos de galletas tipo Digestive
200 gramos de crema de queso para untar (tipo Philadelphia)
200 gramos de yogur natural (tanto la crema de queso como el yogur pueden ser light, porque, a diferencia de la tarta de queso convencional, ésta no necesita cuajar en el horno)
4 cucharadas de azúcar
Mermelada al gusto (fresa, moras, frambuesa… La que más os guste)

  1. Ponemos las galletas en una bolsa con cierre hermético y les damos golpes con un rodillo o contra la encimera de la cocina hasta hacerlas migas. Las repartimos entre los vasitos.
  2. En un bol batimos juntos la crema de queso, el yogur y el azúcar. Repartimos la mezcla sobre las migas de galleta. Si no vamos a servir aún las tartitas, las tapamos y las guardamos en la nevera.
  3. Cuando vayamos a consumirlas ponemos un par de cucharadas de mermelada en cada una de ellas (también podéis servirlas así acompañándolas de mermeladas de distintos sabores y dejar que cada invitado elija la que prefiera).

(Encontré la inspiración en BBC Good Food)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s