Bundt cake de zanahoria

bundt zanahoria

En mi humilde opinión, las dos cosas más gratificantes en la cocina son hacer pan y conseguir sacar del molde un bundt cake sin que se rompa todo. Una bloguera repostera bastante conocida confesaba un día que siempre pone glaseados espesas y decoraciones barrocas a sus bundt cakes para disimular los defectillos al desmoldarlos… ¡Yo la última vez que hice uno tuve tal desmoronamiento que hubiera necesitado un cubo de nata montada para disimular el desastre!

Así que estoy muy contenta de poder empezar el año con éste, que salió muy dignamente y a la primera. La receta original llevaba un glaseado de crema de queso, pero ya sabéis que no soy muy amiga de andar añadiendo innecesariamente calorías y materia grasa a los bizcochos (y menos hoy, que aún estamos recuperándonos de los excesos navideños). Que no os engañen: la mitad de las veces, los glaseados y los rellenos de crema sirven para disimular migas secas y sabores tristones. Este bundt cake de zanahoria es jugosísimo, sabrosísimo y fabuloso, ¡disfrutémoslo tal cual!

Receta de bundt cake de zanahoria
(Para un molde de bundt cake)

240 gramos de harina
120 gramos de harina integral
1 cucharadita y media de levadura química (tipo Royal)
1 cucharadita y media de bicarbonato de soda
½ cucharadita de sal
170 gramos de mantequilla, a temperatura ambiente
250 gramos de azúcar
3 huevos, a temperatura ambiente
La ralladura de dos naranjas
½ cucharadita de esencia de vainilla
2 yogures naturales
125 gramos de zanahoria rallada

  1. Tamizamos juntas las harinas, la levadura química, el bicarbonato de soda y la sal. Reservamos.
  2. En un bol grande batimos juntos la mantequilla y el azúcar durante dos o tres minutos, hasta conseguir que la mezcla tenga una textura de pomada y un color amarillo pálido. Vamos añadiendo los huevos uno a uno, batiendo bien cada vez, y con el último agregamos también la ralladura de naranja y la esencia de vainilla.
  3. Con una espátula, incorporamos la mezcla de harinas en tres partes, alternando con los dos yogures.
  4. Por último, incorporamos la zanahoria rallada y removemos con la espátula para distribuirla bien.
  5. Engrasamos mucho el molde (yo lo embadurno de mantequilla, asegurándome de que todas las esquinitas quedan engrasadas, y luego lo espolvoreo con harina, por si las moscas). Vertemos la masa en él y la horneamos durante una hora a 160ºC sobre la rejilla del horno.
  6. Sacamos el bizcocho del horno y lo dejamos enfriar en el molde entre 10 y 15 minutos antes de volcarlo sobre una rejilla para que enfríe de todo (si a la primera no sale, no desesperéis, dejadlo reposar cinco minutillos más e intentad despegarlo poco a poco con una espátula).

(Encontré la inspiración en Canadian Living)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s