Muffins de arándanos y manzana

muffins de arándanos y manzana

Ya sé que acabamos de pasar Carnaval y que lo normal en estas tierras sería preparar filloas, orejas, flores o torrijas… pero mi monstruito quería hacer magdalenas o bizcocho, y filloas y orejas ya habíamos comido, y tenía unos arándanos en el congelador, y una manzana triste y sola en el frutero, y una cosa llevó a la otra… Y muffins. Con fruta (bien, sano) y crumble de mantequilla (mal, insano, pero crujiente y riquísimo).

Como todos los muffins, la receta es muy fácil de hacer y se hornea en media horita. Sólo un consejo: si utilizáis arándanos congelados, como hice yo, ponedlos en la masa sin descongelar, y que sepáis que tiñen la mezcla de un bonito color malva… que al hornear se convierte en un color gris bastante tristón, como veis en la foto.

Receta de muffins de arándanos y manzana
(Para 12 magdalenas)

150 gramos de harina integral
120 gramos de harina
2 cucharaditas y media de levadura química (tipo Royal)
Una pizca de sal
Un huevo, a temperatura ambiente
150 gramos de azúcar
70 gramos de mantequilla derretida (dejadla enfriar hasta que esté más o menos a temperatura ambiente)
170 ml de leche, a temperatura ambiente
La ralladura de medio limón
Media manzana, pelada y cortada en cubitos
100 gramos de arándanos, preferiblemente frescos
Opcional: 100 gramos de harina, 30 gramos de azúcar y 60 gramos de mantequilla a temperatura ambiente, para hacer un crumble.

  1. Tamizamos juntas las harinas, la levadura química y la sal. Reservamos.
  2. En un recipiente grande batimos juntos el huevo, el azúcar y la mantequilla derretida. Agregamos la leche y la ralladura de limón y seguimos batiendo hasta obtener una mezcla homogénea.
  3. Añadimos la manzana y los arándanos y removemos con una espátula o una cuchara de madera para distribuirlos en la masa.
  4. Por último, incorporamos la mezcla de harinas y revolvemos con la espátula lo justo para que no queden grumos.
  5. Dividimos la mezcla entre 12 moldes de magdalenas.
  6. Si queremos hacer un crumble crujiente para poner por encima, mezclamos con los dedos la harina, el azúcar y la mantequilla, desmenuzándola bien hasta obtener una textura como de arena gruesa. La repartimos por encima de los moldes y presionamos un poco con los dedos para que quede un poco pegada a la masa.
  7. Horneamos durante 30 minutos a 170ºC, y dejamos enfriar un poco antes de comerlos.

(Encontré la inspiración en el libro Ottolenghi: The Cookbook, de Yotam Ottolenghi y Sami Tamimi)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s