Gofres de calabacín

gofre de calabacín

Yo ya sabéis que soy de productos de temporada: calabazas en otoño, fresas en primavera y calabacines en verano. Y como mi suegra me dio un par de ellos fabulosos, y cada vez que nos vemos me vuelvo a casa con una docena de huevos, pues decidí añadir un nuevo capítulo a la apasionante serie “Cómo engañar a tu hijo para que coma frutas y verduras sin darse cuenta” y preparé unos gofres, que hace un montón que no los hacía.

Como todas las cosas que cocino pensando especialmente en los monstruitos, esta receta es bastante sana. A ver, que son gofres, no espinacas al vapor, pero no llevan mantequilla y en cambio tienen harina integral y muy poca cantidad de azúcar. Una pizca de canela y de vainilla en la masa significan que no hace falta añadirles nata ni chocolate para servirlos. ¡Mi enano se comió uno ayer muy contento y ya está preguntando que cuándo los vuelvo a hacer!

Gofres integrales de calabacín
(Para 8 gofres)

1 calabacín mediano
180 gramos de harina integral
1 cucharadita de levadura química (tipo Royal)
1 cucharadita de sal
½ cucharadita de canela
25 gramos de azúcar
25 gramos de azúcar moreno
350 gramos de leche, a temperatura ambiente
2 huevos, a temperatura ambiente
½ cucharadita de esencia de vainilla

  1. Rallamos el calabacín y lo dejamos escurrir un rato en un colador para que suelte todo el líquido posible (si queréis camuflarlo de todo, peladlo antes de rallarlo; yo lo dejé sin pelar y los gofres salen estupendos y con unos puntitos verdes muy interesantes).
  2. En un recipiente mediano tamizamos juntas la harina, la sal, la canela y los azúcares. Reservamos.
  3. En un bol grande batimos juntos la leche, los huevos y la esencia de vainilla.
  4. Añadimos con una espátula la mezcla de harina y removemos hasta obtener una masa sin grumos.
  5. Por último, agregamos el calabacín rallado y revolvemos para que quede bien distribuido.
  6. Para cocinarlos, si tenéis una gofrera utilizadla como hacéis habitualmente. Yo (que tengo unos moldes de silicona para el horno) los horneé unos 12 minutos a 220º antes de volcarlos y desmoldarlos sobre la bandeja del horno. Los volví a meter en el horno y los dejé unos 5 minutos más.

(Encontré la inspiración en Gimme Some Oven)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s