Galletas de mantequilla de cacahuete y mermelada

galletas-pbj

Sí, me gustan las galletas de mantequilla de cacahuete. Me gusta su sabor tostado, que sean esponjositas por dentro y su aspecto rústico. Me gusta que siempre resulten muy fáciles de preparar. Me gusta el olor que dejan en la cocina. De hecho, me gustan tanto que ésta es la cuarta receta que pongo en el blog: ya habíamos hecho las versiones clásica, con nubes y gigante. ¡Y aún nos falta la versión con chocolate!

¿Y ésta? Ésta es una versión estupenda. ¿Nunca os habéis fijado que en las pelis estadounidenses los niños siempre llevan en sus fiambreras sándwiches de mantequilla de cacahuete y mermelada? Eso, queridos, es porque es una combinación ganadora. Y si no me creéis, probad a hacer estas galletas…

Receta de galletas de mantequilla de cacahuete y mermelada
(Para 24 galletas)

1 cucharada de aceite de oliva suave (o de girasol)
1 clara de huevo (a temperatura ambiente)
½ cucharadita de esencia de vainilla
75 gramos de mantequilla de cacahuete
40 gramos de azúcar
40 gramos de azúcar moreno
120 gramos de harina integral
1 cucharadita de levadura química (tipo Royal)
Una pizca de sal
Medio vaso (más o menos) de la mermelada que más os guste (yo, obviamente, utilicé mi mermelada casera de frutos del bosque)
Además, posiblemente necesitéis un poco de leche (o de bebida vegetal, si queréis mantener la receta sin lactosa) porque la masa puede resultar muy seca y poco manejable (dependerá de lo espesa que sea vuestra crema de cacahuete).

  1. En un bol grande batimos juntos el aceite, la clara de huevo, la esencia de vainilla y la mantequilla de cacahuete.
  2. Añadimos los azúcares y batimos hasta que queden incorporados.
  3. Por último, agregamos la harina, la levadura química y la sal y con una espátula o las manos removemos hasta obtener una masa firme y densa, pero que nos permita trabajar con ella. Si está demasiado seca podemos añadir un par de cucharadas de leche (o bebida vegetal).
  4. Hacemos bolitas con la masa (cada una debería pesar unos 15 gramos aproximadamente) y las distribuimos en una bandeja de horno forrada con papel vegetal.
  5. Aplastamos cada bolita un poco y luego, con el dedo o con el reverso de una cuchara de madera, hacemos un hueco en el centro (sin llegar a atravesarlas).
  6. Con una cucharilla, rellenamos cada agujero con un poco de mermelada.
  7. Horneamos las galletas a 180ºC durante unos 12 minutos y, tras sacarlas, las dejamos reposar en la bandeja unos 5 minutos antes de pasarlas a una rejilla para que enfríen del todo.

(Encontré la inspiración en Amy’s Healthy Baking)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s