Barritas de avena con manzana y plátano

barritas-avena

¿No os dije que iba a buscar una receta de barritas de cereales que no fuesen una bomba azucarada? Pues aquí las tenéis: sabrosas, jugosas, integrales, veganas y sin azúcar añadido. Y sin embargo, son bastante dulces… ¿cuál es el secreto? Ninguno especial, sólo he echado mano de los sospechosos habituales en este tipo de recetas: compota de manzana, plátano y dátiles. Por cierto, ésta es la primera vez que los dátiles hacen su aparición en el blog (normalmente me los como sin más), pero me parece que van a convertirse en uno más de la familia. Eso sí, con sentidiño (como decimos en mi tierra), porque por mucha fruta que sean tienen entre un 60% y un 70% de azúcar…

Ya sabéis que las barritas las preparé principalmente para que el monstruito las lleve de merienda al cole y él, avezado pinche de cocina, está entusiasmado con ellas. Cuando no está intentando robar dátiles me las está pidiendo todo el tiempo. La receta es muy fácil de hacer: lo único que requiere una preparación previa es la compota, el resto sólo hay que trocearlo y revolverlo antes de ponerlo en una fuente y hornearlo. Además, se pueden congelar para ir consumiéndolas poco a poco. Vamos, ¡un puntazo!

Receta de barritas de avena con manzana, plátano y nueces
(Para un molde de 20 x 26 cm; salen unas 12 barritas)

2 plátanos (muy) maduros, pelados y machacados con un tenedor
250 gramos de compota de manzana sin azúcar (aquí tenéis la receta)
125 ml de bebida vegetal o leche de vaca (yo esta vez usé bebida de soja)
160 gramos de copos de avena
25 gramos de semillas de lino molidas
1 cucharadita de levadura química (tipo Royal)
½ cucharadita de bicarbonato de soda
Una pizca de sal
65 gramos de nueces troceadas
Opcional: 4-5 dátiles troceados

  1. En un recipiente grande mezclamos juntos los plátanos, la compota de manzana y la bebida vegetal. Removemos bien.
  2. Añadimos la avena, las semillas de lino, la levadura química, el bicarbonato de soda y la sal. Revolvemos hasta obtener una mezcla homogénea.
  3. Por último, incorporamos los dátiles y las nueces y removemos para que queden bien distribuidos en la masa.
  4. Vertemos todo en un molde y horneamos unos 40 minutos a 180ºC. Dejamos enfriar de todo antes de cortarlo.

(Encontré la inspiración en ifoodreal)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s