Tarta de queso, chocolate y café

tarta-de-queso-chocolate-y-cafe

Si seguís este blog habitualmente ya sabréis que mi madre está de cumpleaños en enero y que le encantan las tartas de queso y las tartas de café y chocolate. Y como mi madre mola mucho, pues este año he decidido esmerarme y prepararle una tarta de queso con café y chocolate. También le gustan las tartas de zanahoria, pero no sé cómo voy a hacer el año que viene para combinarla con el queso, el café y el chocolate… En fin, tengo 364 días para tramar algo, ¡alguna idea se me ocurrirá!

Volviendo a la receta, las tartas de queso se dividen en dos grupos: las que te complican mucho la vida (con claras a punto de nieve y baños maría cuando vas a hornearlas) y las que son tremendamente fáciles y además puedes dejarlas hechas el día antes. Ésta es del segundo grupo.

Receta de tarta de queso, chocolate y café
(Para un molde redondo de 23 centímetros de diámetro)

150 gramos de galletas tipo Digestive
45 gramos de mantequilla derretida
1 cucharada y media de azúcar moreno
1 cucharada de café instantáneo (tipo Nescafé)
¼ cucharadita de canela en polvo
2 cucharadas de agua hirviendo
100 gramos de chocolate negro
680 gramos de queso de untar (tipo Philadephia) a temperatura ambiente
100 gramos de azúcar
3 huevos, a temperatura ambiente
½ cucharadita de esencia de vainilla
Una pizca de sal

  1. Metemos las galletas en una bolsa con cierre hermético (o las envolvemos en un paño limpio) y con un rodillo las golpeamos y machacamos hasta que tengan una textura arenosa.
  2. Mezclamos las migas de galleta con la mantequilla derretida y extendemos la mezcla en la base de un molde de tarta previamente engrasado y/ forrado con papel de hornear. Apretamos con los dedos para que queden bien compactas, y metemos el molde en el congelador durante diez minutos. Vamos encendiendo el horno para que caliente a 180ºC.
  3. Mientras, en un bol pequeño mezclamos el azúcar moreno, el café instantáneo, la canela y el agua hirviendo. Reservamos.
  4. Aprovechamos también para derretir el chocolate negro (al baño maría o al microondas, con cuidado de no quemarlo) y dejar que vaya enfriando.
  5. Cuando la base de la tarta haya estado diez minutos en el congelador la horneamos 10 minutos a 180ºC.
  6. Mientras, en un recipiente grande batimos juntos el queso de untar y el azúcar durante unos dos minutos (preferiblemente, con una batidora de varillas eléctrica).
  7. Añadimos los huevos, la vainilla y la sal y seguimos batiendo hasta obtener una mezcla homogénea.
  8. Incorporamos el chocolate derretido y batimos un poco más para que se reparta bien por la masa.
  9. Pasamos un tercio de la masa a otro recipiente y añadimos el sirope que habíamos preparado con el azúcar, el café, la canela y el agua. Mezclamos todo bien.
  10. A estas alturas la base de la tarta debería estar ya horneada. La sacamos del horno y vertemos encima la parte de la masa con chocolate. Después, por encima y con cuidado, ponemos la masa que lleva chocolate y café. Podéis dejarlo así, sin más, o remover un poco con un cuchillo para que se mezclen un poco los dos tipos de masa.
  11. Horneamos durante unos 40 minutos, sacamos y dejamos enfriar del todo a temperatura ambiente. Después la metemos en la nevera y dejamos reposar ahí como mínimo 8 horas. Servimos fría.

(Encontré la inspiración en el libro Baking. From my Home to Yours, de Dorie Greenspan.)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s