Tortitas veganas de arándanos

tortitas-veganas-de-arandanos

En casa nos encantan los desayunos. No sé si son la comida más importante del día o no, pero a diario los monstruitos y yo empezamos la mañana con una pieza de fruta y un buen bol de muesli, y los fines de semana subimos la apuesta cambiando el muesli por granola o alguna tostada de pan untado en crema de cacahuete, aguacate machacado o, simplemente, con aceite de oliva virgen y tomate. De hecho, nos gustan tanto que a veces pasamos algunos desayunos a la hora de la cena, como los gofres (que les encantan) y, últimamente, las tortitas.

Ésta es la primera receta vegana de tortitas que pruebo y, aunque confieso que al principio no tenía mucha fe en algunos de los ingredientes, están tan ricas y tan esponjosas como las de siempre, así que repetiremos. Llevan harina integral y fruta fresca, y sólo una cucharadita de azúcar para toda la masa. Perfectas para el desayuno, la merienda… ¡o la cena!

Receta de tortitas veganas de arándanos
(Para unas ocho tortitas)

1 cucharada de semillas de lino molidas
2 cucharadas y medio de agua
125 gramos de harina integral
1 cucharadita de azúcar moreno
1 cucharadita de levadura química (tipo Royal)
Una pizca de bicarbonato de soda
Una pizca de sal
250 ml de bebida vegetal (yo usé bebida de avena)
1 cucharadita de zumo de limón
1 cucharada de aceite de oliva
50 gramos de arándanos
Aceite de oliva suave (para cocinar las tortitas)

  1. Mezclamos las semillas de lino molidas con el agua y dejamos reposar un poco para que espesen (por su textura gelatinosa, esta mezcla es un sustituto muy habitual del huevo en las recetas veganas).
  2. Mientras, en un recipiente grande tamizamos juntas la harina, el azúcar, la levadura química, el bicarbonato de soda y la sal.
  3. En un bol mezclamos la bebida vegetal con el zumo de limón. Añadimos las semillas de lino y el aceite de oliva y revolvemos todo bien.
  4. Vertemos los ingredientes líquidos en el recipiente grande y, con una espátula o unas varillas manuales, batimos lo justo para obtener una masa homogénea. Añadimos los arándanos y removemos un poco más para que queden bien distribuidos.
  5. Ponemos un poco de aceite en una sartén, a fuego medio, y vertemos un poco de masa para hacer una tortita. Tras un par de minutos minutos, cuando empiecen a aparecer burbujas en la superficie, es el momento de darle la vuelta. Con una espátula o una espumadera, volcamos la tortita y dejamos que se cocine por el otro lado. Servimos calentitas, solas, con sirope, fruta, miel, yogur, nata, chocolate… ¡las posibilidades son infinitas!

(Encontré la inspiración en la web de Jamie Oliver)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s