Crema de cacao para untar (vegana y sin azúcar añadido)

crema-de-cacao-para-untar
“Leche, cacao, avellanas y azúcaaaaaaar”… ¡Si eso no es un himno generacional, no sé qué puede ser! El problema de este eslogan es que es pegadizo, pero poco realista. Lo más adecuado sería cantar: “azúcar, aceite de palma, avellanas, cacao desgrasado, leche desgrasada en polvo, suero lácteo en polvo y emulgenteeeeeees”. Y ya sé que así tiene menos ritmo, pero es que la lista real de ingredientes que llevan tanto la Nocilla como la Nutella da bastante miedito. ¡Y eso sin hablar de nuestro archienemigo, el aceite de palma!

Y en realidad la crema de cacao para untar es una cosa bastante fácil de hacer en casa: en Internet podéis encontrar decenas de versiones, algunas más desmadradas aún que las comerciales (he visto alguna con tres tipos distintos de chocolate y media taza de azúcar) y otras mucho más razonables. Aquí os dejo ésta, por si os apetece daros un caprichito de vez en cuando: versión vegana (podéis hacerla con leche normal, obviamente), sin azúcar añadido (sólo dátiles) y tan rica como la versión de supermercado. ¡A mis niños les gusta tanto que rebañan con los dedos toda la crema de las tostadas antes de empezar a comerse el pan!

Crema de cacao, avellanas y dátiles
(Para un bote de unos 400 gramos)

130 gramos de avellanas tostadas
130 gramos de dátiles
2 cucharadas de agua
2 cucharadas de cacao en polvo
½ cucharadita de esencia de vainilla
1 cucharada de aceite de oliva suave
Una pizca de sal
125 ml de bebida vegetal (yo utilicé bebida de avena) o de leche (aunque así no sería vegana, claro)

  1. Ponemos las avellanas en una picadora o un robot de cocina y (con mucha paciencia) las trituramos hasta obtener una crema similar a la mantequilla de cacahuete (primero parecerán frutos secos picados, luego una especie de arena pegajosa y, al final, se convertirán en una crema. Si la picadora no es muy potente, este paso os puede llevar varios minutos, ¡no perdáis la fe!). Retiramos y reservamos.
  2. Deshuesamos los dátiles y los ponemos, con las dos cucharadas de agua, también en la picadora. Trituramos hasta obtener una pasta homogénea.
  3. Añadimos la crema de avellanas a los dátiles y, con la propia picadora, mezclamos todo.
  4. Agregamos el cacao, la esencia de vainilla, el aceite y la sal y batimos un poco más para incorporarlo.
  5. Por último, incorporamos la bebida vegetal y seguimos batiendo hasta obtener nuestra estupenda crema de cacao y avellanas casera. Puede parecer menos densa que las marcas comerciales pero espesa, al enfriarse, en la nevera.

(Encontré la inspiración en Live Eat Learn)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s