Magdalenas de dátiles (sin gluten y sin azúcar añadido)

En casa estamos muy enganchados a los dátiles. Sí, son feúchos y viejunos, pero están riquísimos. Al monstruito le gustan tanto que el otro día intentó comerse un par a escondidas. Digo “intentó” porque pensó que si se comía uno entero nos íbamos a dar cuenta, así que mordió tres y los volvió a dejar, mordisqueados, en el recipiente. Después hizo lo mismo con media docena de rodajas de kiwi deshidratado. Todo muy sutil.

En fin, cuando no estoy escondiendo los dátiles de la gran mente criminal que tengo en casa, a veces los utilizo como ingredientes para recetas como la crema de cacao para untar, las trufas o estas magdalenas sin gluten, ricas, fáciles de hacer y sin azúcar añadido.

Receta de magdalenas de dátiles
(Para unas nueve magdalenas)

Un puñado de dátiles
250 ml de leche
1 cucharadita de bicarbonato de soda
2 huevos
60 ml de aceite de oliva suave
½ cucharadita de esencia de vainilla
60 gramos de harina de trigo sarraceno
Nueces troceadas (opcionales, para decorar)

  1. Deshuesamos y troceamos los dátiles. Los ponemos en un cazo con la leche y el bicarbonato de soda, y calentamos hasta que esté a punto de hervir. En ese momento, apartamos el cazo del fuego y dejamos enfriar.
  2. Cuando esté tibio, o a temperatura ambiente, utilizamos una batidora eléctrica para triturar los dátiles muy bien en la leche, hasta que no queden grumos. Reservamos.
  3. En un recipiente grande batimos los huevos. Añadimos el aceite de oliva, la esencia de vainilla y la mezcla de leche y dátiles y removemos todo bien.
  4. Añadimos poco a poco la harina de trigo sarraceno removiendo con unas varillas o una espátula hasta conseguir una masa homogénea y sin grumos.
  5. Distribuimos la masa entre los moldes de magdalenas (a mí me salieron nueve).
  6. Horneamos a 180ºC durante unos 25 minutos. Ojo, porque los dátiles harán que las magdalenas se tuesten MUCHO: lo mejor es, a mitad de horneado, extender papel de aluminio sobre ellas y seguir horneándolas así.
  7. Cuando estén hechas, las sacamos del horno y las dejamos enfriar sobre una rejilla.

(Encontré la inspiración en Anja’s Food 4 Thought)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s