Barritas energéticas de quinoa y plátano (veganas, sin gluten y sin azúcar añadido)

El otro día intenté hacer barritas de muesli sin gluten. Busqué una receta con buena pinta y, siguiendo las instrucciones concienzudamente, junté un montón de granos de quinoa inflados, frutos secos, semillas y arándanos deshidratados. Después, los mezclé con la correspondiente cantidad de miel derretida, los aplasté bien en un molde, los horneé y los dejé enfriar. Y cuando los fui a desmoldar, el bloque entero se desintegró. Vamos, no es que desapareciese delante de mis ojos, es que se desmenuzaba cada vez que lo tocaba o intentaba cortar un trozo. Como barritas, un desastre, y como granola, llevaba tanta miel (para que quedase bien pegado, manda narices) que ni siquiera estaba rico. Fracaso total.

Pero yo estaba empeñada en hacer unas barritas para que el monstruito llevase al cole, porque no hay cosa que le guste más que llevar un poco de repostería casera para la meriendita de media mañana. Así que busqué otra receta, completamente distinta, y esta vez sí que salió bien. ¡Y el monstruito, feliz, que es de lo que se trata!

Receta de barritas de quinoa y plátano
(Para 10-12 barritas; yo usé un molde de 20 x 26 cm)

3 plátanos (muy) maduros
250 ml de bebida vegetal (yo utilicé bebida de soja) o de leche
2 cucharadas de crema de cacahuete
Media cucharadita de canela
Una pizca de sal
150 gr de quinoa cruda, bien lavada y escurrida
Opcional: un puñado de chips de chocolate, nueces troceadas, pasas, arándanos deshidratados…

  1. Ponemos en un recipiente grande los plátanos troceados, la bebida vegetal, la crema de cacahuete, la canela y la sal y batimos todo bien.
  2. Añadimos la quinoa y, si nos apetece, alguno de los ingredientes opcionales (yo puse un poco de chocolate negro troceado) y removemos con una cuchara o espátula.
  3. Ponemos la mezcla en un molde forrado con papel vegetal y horneamos a 180ºC durante unos 30 minutos.
  4. Cuando haya pasado ese tiempo apagamos el horno y, sin sacar el molde del horno, lo dejamos dentro, con el horno apagado pero aún caliente, unos 30 minutos más.
  5. Después sacamos el molde y dejamos reposar a temperatura ambiente hasta que enfríe de todo. Lo ideal es prepararlo de noche y cortarlo al día siguiente, para que esté más firme y se desmenuce menos.

(Encontré la inspiración en Chocolate Covered Katie)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s