Tarta de naranja y polenta (sin gluten y sin lactosa)

“Fierecilla, ¿de qué quieres que sea tu tarta de cumpleaños” “De Dory y Nemo.” “Vale, pero ¿debajo de Dory y Nemo, qué quieres que haya?” “Minions”. Os voy a decir una cosa: la culpa es mía por ponerme a negociar con una niña de tres años. Al final elegí yo y le preparé esta tarta de naranja y polenta, tan densa como jugosa, con un sutil sabor a cardamomo y tamaño suficiente para alimentar a una familia de elefantes.

Y por cierto, al final la fierecilla decidió que ya no quería a Dory y Nemo, sólo minions, así que tuvo tres: uno por cada año que ha cumplido ya. ¡Está hecha una chica!

Receta de tarta de naranja y polenta
(Para un molde de 20 cm)

150 gramos de polenta (un tipo de harina de maíz originaria de Italia, ojo al comprarla porque muchas marcas tienen trazas de gluten)
1 cucharadita de levadura química en polvo
½ cucharadita de cardamomo molido
200 gramos de aceite de oliva suave
90 gramos de azúcar
90 gramos de azúcar moreno
300 gramos de almendra molida
3 huevos
La ralladura y el zumo de una naranja

Para el sirope:
El zumo de un limón
El zumo de una naranja
1 cucharada de miel

  1. En un bol mediano mezclamos la polenta, la levadura química y el cardamomo. Reservamos.
  2. En un recipiente grande batimos juntos el aceite de oliva y los azúcares.
  3. Añadimos la almendra molida y removemos hasta que no queden grumos.
  4. Añadimos la ralladura y el zumo de naranja y después vamos agregando los huevos uno a uno y batiendo bien cada vez.
  5. Por último, añadimos la polenta y revolvemos hasta que quede bien incorporada.
  6. Ponemos la masa en un molde bien engrasado y/o forrado con papel vegetal y horneamos 30 minutos a 180ºC. Pasado ese tiempo reducimos la temperatura a 160ºC y horneamos 30 minutos más.
  7. Mientras, vamos preparando el sirope: en un cazo ponemos el zumo del limón y de la naranja y la cucharada de miel. Calentamos a fuego medio-bajo y dejamos que reduzca hasta que espese un poco (4 o 5 minutos deberían bastar).
  8. Con la tarta aún caliente y en el molde, pinchamos la superficie en varios sitios con un palillo y vertemos por encima el sirope extendiéndolo de forma uniforme. La dejamos reposar hasta que esté casi fría: entonces podremos sacarla del molde y, si queremos, decorarla con azúcar glas.

(Encontré la inspiración en Inquiring Chef)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s