Cornbread con romero y aceite de oliva (sin gluten)

En esta cocina ya hemos hecho cornbread alguna vez: este pan de maíz es una receta tradicional de Estados Unidos, típico del sur del país, a medio camino entre el pan de molde y el bizcocho. En el sur se prepara, tradicionalmente, con grasa animal y sin endulzantes; en el norte son más de ponerle mantequilla y azúcar suficiente para ponerles casas a media docena de dentistas.

Aunque la harina de maíz es uno de los ingredientes principales de la receta, habitualmente lleva también harina de trigo para facilitar el horneado. Yo he utilizado un preparado sin gluten y, para darle un toque especial, he sustituido la mantequilla por aceite de oliva virgen, que además de hacerlo muy jugoso le da un sabor muy especial. Un poco de romero fresco para rematar la jugada y conseguimos una versión esponjosa y jugosísima, seguramente poco tradicional pero absolutamente deliciosa.

Receta de cornbread sin gluten (pan de maíz americano)
(Para un molde de 26 x 12 cm)

120 gramos de harina de maíz
120 gramos de preparado de harina sin gluten (yo utilicé el Basic Mix de Proceli)
1 cucharadita de levadura química (tipo Royal)
½ cucharadita de bicarbonato de soda
Una pizca de sal
1 cucharada de romero fresco picado
2 huevos
30 gramos de azúcar
250 ml de buttermilk (o 240 ml de leche mezclados con una cucharada de zumo de limón)
80 gramos de aceite de oliva virgen

  1. En un recipiente mediano tamizamos la harina de maíz, la harina sin gluten, la levadura química, el bicarbonato de soda, la sal y el romero. Reservamos.
  2. En un bol grande batimos juntos los huevos y el azúcar. Añadimos el buttermilk y el aceite de oliva y batimos todo bien.
  3. Agregamos la mitad de la mezcla de harinas y removemos bien. Añadimos el resto y revolvemos todo hasta obtener una masa homogénea y sin grumos.
  4. Vertemos la mezcla en un molde engrasado y/o forrado con papel vegetal y horneamos a 220ºC durante una media hora. A tanta temperatura es muy posible que se os tueste mucho la superficie: estad pendientes y cuando ya tenga buen color cubridlo con una lámina de papel de aluminio y dejadlo así el resto de tiempo de horneado.
  5. Dejamos reposar diez minutillos antes de desmoldarlo con mucho cuidado.

(Encontré la inspiración en Alida’s Kitchen)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s