Tarta de chocolate (sin gluten y sin frutos secos)

Esta receta es un fracaso… El mejor fracaso de mi vida. Todo empezó porque el monstruito está de cumple en un par de semanas y quiere llevar algo rico para compartir con sus compañeros de clase. Lo primero que me pidió fue unas galletas con formas y decoradas con glasa. Yo, que aún recuerdo con escalofríos que el año pasado me pasé una tarde entera horneando magdalenas (porque encima en una de las tandas pesé mal los ingredientes y tuve que tirarla entera), le propuse hacer un bizcocho. Negociamos un rato y decidimos mejor le hacía un bizcocho, pero de chocolate. Sin gluten, claro, y con otra dificultad añadida: una amiga del monstruito es alérgica a los frutos secos. ¡Adiós a mi gran amiga la almendra molida!

La primera intentona de bizcocho sin gluten, sin frutos secos y (ya que estaba) sin lactosa, fue un desastre. Creció muy a lo loco en el horno y se derrumbó miserablemente al enfriarse, no estaba demasiado rico y la textura, además era bastante gomosa. Así que rebusqué varias recetas más, mezclé elementos de unas y otras y me puse manos a la obra. Y tampoco salió como esperaba, porque yo estaba intentando hacer un bizcocho esponjoso y ya veis en la foto que no es lo que conseguí. Lo que sí me salió, en cambio, fue una tarta DELICIOSA, de ésas que se derriten en la boca, con mucho sabor a chocolate pero sin empalagar. La disfrutamos muchísimo, pero llegamos a la conclusión de que no es un pastel cómodo para repartir con toda una clase de niños (porque al ser tan jugosa iban a acabar todos manchados de chocolate hasta las orejas). “Monstruito, ¿y si hacemos unas galletas de chocolate y nos dejamos de historias?” “¡Genial, mamá, pero sin nueces, ¿vale?” “Estupendo”. Y los dos tan contentos.

Receta de tarta de chocolate sin gluten y sin frutos secos
(Para un molde de 20 centímetros de diámetro)

125 gramos de mantequilla
200 gramos de chocolate negro (mínimo 70% de cacao) troceado
4 huevos (a temperatura ambiente)
100 gramos de azúcar
25 gramos de almidón de maíz (tipo maicena)
1 cucharadita de bicarbonato de soda
½ cucharadita de esencia de vainilla

  1. En un cazo, derretimos la mantequilla. Añadimos los trocitos de chocolate y removemos para que se derritan. Apartamos la mezcla del fuego y dejamos que temple un poco.
  2. Mientras, separamos las claras de las yemas.
  3. Cuando la mezcla de chocolate y mantequilla esté tibia, añadimos el azúcar, las yemas de huevo, el almidón de maíz, el bicarbonato de soda y la esencia de vainilla. Mezclamos todo bien y reservamos.
  4. En un recipiente grande, con una batidora de varillas (o a mano, si sois como Popeye), batimos las cuatro claras a punto de nieve.
  5. Cuando estén listas, las vamos añadiendo poco a poco a la mezcla de los otros ingredientes. Vamos incorporándolas con una espátula, haciendo movimientos circulares e intentando que no pierdan las burbujas de aire que hemos creado al batirlas a punto de nieve.
  6. Vertemos con cuidado la masa en un molde previamente engrasado y/o forrado con papel vegetal y horneamos a 180ºC durante unos 20 minutos. Pasado ese tiempo, bajamos el horno a 160ºC y horneamos 15 minutos más.
  7. Dejamos reposar la tarta 15-20 minutos antes de sacarla del molde, y la desmoldamos con muuuuucho cuidado, porque (como todos los pasteles sin gluten) es muy frágil.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s