Bizcocho de limón y semillas de amapola (vegano y sin gluten)

Ésta receta responde a la clásica pregunta a la que todo ser humano se enfrenta alguna vez en su vida: “¿Qué puedo hacer si mi suegra me ha regalado tres docenas de limones?”. Menos mal que son frutas que valen para platos dulces y salados y de las que, además, se aprovecha todo… pero pasan los días y yo sigo teniendo la nevera llena de limones. Y no me fío de ellos, porque ¿cómo sé yo que no están aprovechando su clara superioridad numérica para dar un golpe de estado y apropiarse de mi cocina?

Así que, después de dos recetas en las que ya tenían un papel secundario, he decidido darles todo el protagonismo y hacer un bizcocho de limón y semillas de amapola, que es un dulce tradicional estadounidense que ya habíamos hecho alguna vez por aquí antes de saber que éramos una familia glutenfree. Esta es una versión vegana y, para que quede más jugoso, lleva almendra molida entre sus ingredientes. Fácil y rico. Ahora a ver qué hago con los 30 limones que me quedan.

Receta de bizcocho de limón y semillas de amapola
(Para un molde de 26 x 12 cm)

150 gramos de preparado de harina sin gluten (yo utilicé el Mix C de Schär)
2 cucharaditas de levadura química (tipo Royal)
Una pizca generosa de bicarbonato de soda
Una pizca de sal
150 gramos de almendra molida
60 gramos de aceite de oliva suave
200 ml de bebida vegetal (la que más os guste) sin azucarar
El zumo y la ralladura de un limón
6 cucharadas de sirope de arce (o miel)
½ cucharadita de esencia de vainilla
2 cucharadas de semillas de amapola

  1. En un recipiente mediano tamizamos la harina, la levadura química, el bicarbonato y la sal. Añadimos la almendra molida, mezclamos y reservamos.
  2. En un bol grande batimos juntos el aceite, la bebida vegetal, el zumo y la ralladura de limón, el sirope de arce y la esencia de vainilla.
  3. Agregamos la mezcla de harina y almendra y revolvemos con una espátula para obtener una masa sin grumos. Por último, incorporamos las semillas de amapola y removemos para que queden distribuidas.
  4. Vertemos la mezcla en un molde engrasado y/o forrado con papel vegetal y horneamos durante unos 30 minutos a 180ºC. Dejamos enfriar unos diez minutos antes de desmoldarlo con mucho cuidado (¡ya sabéis que los bizcochos sin gluten son MUY frágiles!).

(Encontré la inspiración en Rhian’s Recipes)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s