Granola de plátano, chocolate y crema de cacahuete (vegana, sin gluten y sin lactosa)

 

Ya sé que no hace mucho que os traje la última receta de granola, pero los enanos insistieron. Les encantan los “cereales especiales”, como les llaman ellos, y además siempre les dejo ayudarme a prepararlos (aunque eso signifique que voy a acabar barriendo copos de avena pegajosos de todos los rincones de la cocina). Elegimos esta versión porque tiene tres de las cosas que más les gustan del mundo: crema de cacahuete, plátano deshidratado y chocolate.

Como con todas las granolas, lo único que hay que hacer es mezclar bien los ingredientes y tostarlos al horno. Os pongo la temperatura y los tiempos que funcionan con el mío, que con los cereales se vuelve bastante temperamental, pero os recomiendo estar pendientes de los vuestros mientras se hornean y sacarlos cuando veáis que ya tienen un bonito color dorado pero antes de que se quemen.

Receta de granola de plátano, chocolate y crema de cacahuete
(Para unos 400 gramos)

120 gramos de crema de cacahuete (aquí tenéis una receta por si queréis hacerla vosotros mismos)
45 gramos de sirope de arce (podéis sustituirlo por miel)
2 cucharadas de aceite de oliva suave
200 gramos de copos de avena (certificados sin gluten)
40 gramos de quinoa
Un puñado de chips de plátano deshidratados
Un puñadito de pipas de girasol
Un puñadito de pipas de calabaza
Un puñado generoso de chips de chocolate negro

  1. En un cazo pequeño calentamos juntos la crema de cacahuete, el sirope de arce y el aceite de oliva mientras removemos bien para obtener una textura cremosa y manejable.
  2. En un recipiente grande ponemos los copos de avena, la quinoa, los chips de plátano y las pipas de girasol y de calabaza. Vertemos por encima la mezcla de crema de cacahuete y revolvemos bien para que quede todo bien pringoso.
  3. Extendemos la mezcla sobre una bandeja de horno forrada con papel vegetal y horneamos a 150ºC durante unos 20 minutos. Mientras se hornea, abrimos el horno un par de veces y removemos un poco la granola para que se tueste de forma uniforme (porque los lados se queman más rápido que el centro).
  4. Sacamos la mezcla del horno y, antes de que enfríe, echamos por encima las pepitas de chocolate y damos un par de vueltas a todo para que se derritan y se mezclen bien con los cereales.
  5. Dejamos enfriar de todo en la propia bandeja. Cuando la granola esté lista la guardamos en un bote hermético para que se mantenga crujiente.

(Encontré la inspiración en Sunday Morning Banana Pancakes)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s