Blondie de chocolate blanco y nueces de macadamia

49-blondies chocolate blanco y nueces de macadamia

¿Recordáis aquella vez que os dije que los blondies eran como los brownies pero sin chocolate? Pues se ve que no (error de principante). Por lo visto, con que sean claritos, ya se clasifican como blondies. Vivir para ver.

Éste lo hice el otro día porque venían unas amigas a desayunar a casa y, aunque a mí me pareció un pelín dulce de más, sólo quedó un trozo (que se comió mi media naranja en cuanto se fueron mis amigas), así que debí de ser la única a la que no le convenció de todo. La receta es bastante fácil y es una buena opción para prepararle a la gente a la que no le gusta el chocolate con leche o negro (que haberlos haylos…). Sólo un consejillo: si podéis, hacedlo la noche anterior, porque así el blondie enfría de todo y resulta más fácil de cortar.

Sigue leyendo

Anuncios

El mejor brownie vegano de chocolate del mundo

brownie vegano

Tenía yo el corazón partío entre mis ganas de comer brownie y mi sentido común, que me decía que después de atiborrarme a polvorones durante semanas igual no era el momento de zamparme un postre que lleva toneladas de mantequilla, azúcar y chocolate. Y entonces encontré una receta de brownie vegano bastante sana (bueno, sigue llevando bastante azúcar, pero apenas lleva aceite, no lleva mucho cacao y ni pizca de chocolate ni, obviamente, mantequilla). Y probé a ver qué tal.

¡Buenísimo, oiga! ¡Qué exitazo! Mi media naranja propone que no volvamos a hacer el otro (¡y recordad que el otro es el mejor brownie del mundo!), porque éste está igual de rico y es mucho más ligero. La hipócrita que hay en mí está entusiasmada con esta receta: ¡hacer brownie y que sea un postre (casi) sano!

Sigue leyendo

Blondie de batata

blondies de batata 2

¡Ah, la batata, esa gran desconocida! A medio camino entre la patata y la calabaza, es uno de mis ingredientes favoritos para platos dulces y salados, sopas, cenas y postres. Y sin embargo, casi no conozco a nadie que cocine con ella y como debo de ser la única que la compra en esta ciudad me vuelvo loca para encontrarla en los supermercados.

Esta vez la he utilizado para hacer unos blondies sin lactosa y sorprendentemente sanos: no tienen mantequilla, sólo un poco de aceite, y llevan azúcar (moreno, integral, ecológico y de comercio justo, vamos, mejor imposible), pero no mucho, porque la batata ya es bastante dulce. La textura no es de brownie denso, sino más bien de bizcocho suave y jugoso, pero están ricos y son muy fáciles de hacer. ¡Repetiremos!

Sigue leyendo

El mejor brownie del mundo

brownie de chocolate

 

Sí, suena muy atrevido, pero es la verdad: éste es el mejor brownie de chocolate del mundo (y que conste que el mérito no es mío, es de Nigel Slater). Lo sé porque hace dos años me pasé el verano probando recetas de brownies para encontrar una que me volviese loca, y lo intenté todo: con nueces, con chocolate blanco, con pistachos, con frutas del bosque… Y cuando llegué a ésta, vi la luz. Y dejé de buscar. Y me puse a dieta, que tanto experimento empezaba a pasar factura.

Como todos los brownies de verdad (¡cuánta gente confunde los brownies con los bizcochos!), debe quedar esponjoso por fuera y pegajoso y jugoso por dentro, y sabe aún mejor si se toma templado o a temperatura ambiente y con una buena bola de helado de vainilla.

Sigue leyendo

Red Velvet Brownie

red velvet brownies

(Esta receta la hice el año pasado para participar en el Día Mundial del Brownie. La recupero para tenerla a mano y porque ¡qué demonios! cualquier excusa es buena para preparar un brownie.)

Aunque suelo apostar por lo clásico, esta vez me lancé a por la versión red velvet, ésa que es de color rojo rabioso, así, rollito fashion. Para hacer la cosa aún más emocionante (y calórica), este brownie incluye un amarmolado de queso.

Sigue leyendo