Gofres de calabaza (sin gluten)

Como por estas tierras estamos en una semana llena de festivos, y vamos a tener un montón de días libres para empezar la mañana con calma, hoy os traigo una receta perfecta para el desayuno: gofres.
La masa se prepara en unos minutillos y, aunque es cierto que luego hay que ir pasándolos por la gofrera (o por el horno, si utilizáis moldes de silicona), los que sobren podéis congelarlos para daros algún día un caprichito rápido.

¿Mi truco? Yo los descongelo en el microondas y les doy un golpe final en la tostadora para que queden crujientes por fuera. Y luego me los zampo de dos en dos…

Sigue leyendo

Anuncios

Flan de queso (sin horno)

Hoy toca una de esos postres super fáciles que se preparan en diez minutos y no requieren ni habilidad, ni horno, ni casi nada: flanes de queso. Cinco ingredientes e instrucciones que cabrían en un tweet de los de antes: mezclamos, calentamos, al molde y a la nevera. Tengo la receta apuntada en una libreta desde hace mil años, supongo que me la pasó alguna amiga pero la verdad es que a estas alturas no sé ni de dónde salió…
Y sí, ya sé que en plena ola de frío apetece más un chocolate caliente que un flan fresquito, pero tenía un sobre de cuajada a punto de caducar y me da mucha rabia tirar comida. ¡Y como están tan ricos, en casa no se quejó nadie!

Sigue leyendo

Galletas de chocolate y nueces con harina de trigo sarraceno (sin gluten)

Ya sabéis cómo va esta cocina: a veces hacemos recetas muy saludables y a veces hacemos galletas de chocolate con mucho chocolate. Porque en la vida no todo puede ser compota de manzana, ¿no?

Además, son facilísimas de hacer: la prueba es que esta vez mi ayudante fue la fierecilla, que a sus dos años y medio me ayudó muy voluntariosa a mezclar ingredientes y partir las nueces (cuando digo “partir las nueces” quiero decir trocear algunas y comerse muchas otras con la excusa de que estaban muy duras para partirlas con las manos). Luego estuvo chupeteando la cuchara que utilicé para remover el chocolate derretido. Y luego empezó a meter los dedos en la harina mezclada con cacao: en ese punto la saqué de la cocina y seguí preparándolas yo sola…

Sigue leyendo

Bizcocho de manzana en el microondas (sin gluten, sin lactosa y sin azúcar añadido)

Ahora que empieza a hacer frío lo que más apetecen son cosas calentitas. Por ejemplo, un pedazo de bizcocho recién sacado del horno, para mojar en una taza de leche con cacao… Tentador, ¿verdad? Pero un bizcocho tarda en prepararse normalmente alrededor de una hora, así que no nos sirve para antojos rápidos. ¿O sí? ¿Y si aceleramos las cosas haciendo una versión monodosis en el microondas? Si tenéis en casa un poco de compota de manzana (yo estuve en casa de mis suegros el otro día y volví con tres botes llenos) podéis preparar éste, que es muy parecido al que habíamos hecho de plátano y que además de ser sin gluten no lleva tampoco lactosa ni azúcar añadido.

Para hacerlo sólo necesitáis una cuchara o tenedor, una taza tipo mug y un microondas. Yo intenté prepararlo en un molde bajo porque se lo hice a los enanos para que lo compartieran y pensé que así les sería más fácil meter la cuchara y ya veis en la foto que se me fue un poco por fuera. Sí, ya sé que soy una vaga y que podía haber hecho otro y para colgar una foto más cuqui en el blog, pero decidí que así tiene un aspecto rústico estupendo y que lo rústico está de moda. Por cierto, a los niños les encantó. Y cuando digo que les encantó quiero decir que rebañaron con las cucharas hasta dejar el interior totalmente limpio y después la fierecilla cogió el molde, se lo llevó a la boca y empezó a roer los restos pegoteados en el exterior. No hay más que decir, ¿no?

Sigue leyendo

Magdalenas de calabaza y manzana (sin gluten y sin lactosa)

Sí, llega el otoño y yo me pongo muy pesadita con la calabaza. Primero, porque me encanta. Segundo, porque me regalan mucha. Y no os quejéis, que al blog sólo llegan las cosas dulces: en casa la comen también, además, en cremas varias, risottos y estofados varios (vegetarianos o no). ¿Qué puedo decir? Es sana, es rica y va bien con todo. Así que ya os aviso que ésta no va a ser la última receta de calabaza del año.

Y como me gusta mucho utilizar ingredientes de temporada, estas magdalenas llevan también compota de manzana. Son muy fáciles de hacer, razonablemente saludables (no tienen mantequilla ni aceite y llevan sólo 50 gramos de sirope o miel para una docena de muffins) y salen muy ricas: ¡las llevamos de merienda a casa de una amiga del monstruito y volaron!

Sigue leyendo