Chocolate a la taza

chocolate-a-la-taza

Cosas imprescindibles para sobrevivir al invierno: mantas, calcetines gruesos y un buen chocolate a la taza. En Galicia, además, un impermeable, unas buenas botas de agua y unas piedras para meter en los bolsillos y no salir volando los días de temporal.

El caso es que para hacer un buen chocolate a la taza no hacen falta preparados comerciales ni ingredientes exóticos, sólo un poco de paciencia y buenas materias primas. Una tableta de que tenga un mínimo de 85% de cacao nos permitirá disfrutar de un chocolate caliente de sabor intenso y entrar en calor mientras miramos por la ventana y juramos que no volveremos a pisar la calle por lo menos hasta la primavera…

Sigue leyendo

Batido de calabaza

batido-de-calabaza

La calabaza vale para todo: para hacer purés, bizcochos, galletas, buñuelos e incluso lámparas terroríficas, si tienes buena mano con el cuchillo. Es rica en betacarotenos y vitamina C y tampoco anda corta de calcio y potasio. No debe faltar en dietas diuréticas o que necesiten un pequeño aporte extra de fibra. Y, encima, está llena de pipas. Vamos, ¡que me hablen a mí de superalimentos exóticos, cuando los tenemos aquí creciendo en nuestros campos!

Y yo… ¿qué puedo decir? Another year, another Halloween! Para ir preparando la noche de brujas (aún faltan unos días, pero así no os pillo con todo sin hacer hasta el último momento) os traigo una receta poco habitual: batido de calabaza. No lleva nada de azúcar (lo endulzaremos con plátano y canela) y puede hacerse con leche de vaca o bebida vegetal. Porque si alguien plena darse un atracón de chucherías, mejor contrarrestar un poco con algo sano, ¿no?

Sigue leyendo

Batido de ciruelas y kiwis

batido ciruelas y kiwi

¿Qué, nos volvimos muy locos estas vacaciones de verano? ¿Mucho churrasquito, pescadito frito, paellita y otras cosas de las que hablamos en diminutivo para disimular que nos estamos poniendo como jabalíes? ¡De qué valdrá tanta tontería con la operación bikini, si luego en el primer chiringuito playero nos desmadramos y empezamos a comer fritanga como si no hubiera un mañana!

Así que yo os ofrezco una humilde receta de esas que en las revistas de dietas llaman “depurativas”, pero yo, que no creo en etiquetas ni superalimentos, llamo “de sentido común”. Ciruelas y kiwis, frutas llenas de vitaminas y fibra. Yogur, que es una cosa bien sana. Un poco de leche para darle la consistencia que más nos guste. ¡Hala, ya tenemos un postre saludable para empezar con ánimos el mes de septiembre!

Sigue leyendo

Lassi cremoso de aguacate

lassi de aguacate

No sé si os lo he dicho alguna vez, pero soy una apasionada del aguacate. Mato por un buen guacamole, me encanta ponerlo en las ensaladas y creo que la mejor cena rápida que existe es una tostada de buen pan con aguacate, aceite de oliva, sal y un chorrito de zumo de limón. De hecho, tengo varias recetas de bizcochos y brownies con aguacate que todavía no he podido probar, pero que seguro que acabarán aquí en algún momento.

Llena de sinceridad, confesaré que la de hoy es una receta de aprovechamiento (quiero decir que tenía en el frutero un aguacate y una lima a punto de ponerse malos y algo tenía que hacer con ellos). Ya sabéis que me encantan los lassis, esos batidos indios con leche y yogur, así que probé esta nueva versión, con un poco de miel y zumo de cítricos que se prepara en un pispás y se convierte en un tentempié (o un postre) de lo más saludable.

Sigue leyendo

Batido de plátano, avena y mantequilla de cacahuete

batido avena y plátano

Si madrugarais tanto como yo (que me levanto a las 6 de lunes a viernes y a las 7 los fines de semana, al grito de “MAMÁ, QUIERO DESAYUNAAAAAR”) agradeceríais mucho este tipo de recetas, que en realidad son todo un desayuno concentrado en un vaso. Lleva lácteos (leche y yogur), cereales (copos de avena), fruta (plátano) y frutos secos (mantequilla de cacahuete). Incluso lleva una pizca de canela (opcional). ¡Batir, beber y a enfrentarse al mundo!

Además es una receta fácilmente adaptable a vuestras necesidades. ¿Que no os apetece meteros un atracón de calorías a primera hora de la mañana? Pues ponéis lácteos desnatados. ¿Qué sois veganos o no os sienta bien la leche de vaca? Sin problemas, los sustituís por bebidas vegetales y yogur de soja y listo. ¿Que el plátano no os entusiasma? Probad con unos arándanos. ¿Qué sois alérgicos al cacahuete? Utilizad crema de almendras. Ya veis: ¡una receta tontísima, pero mil posibilidades!

Sigue leyendo