Gofres de calabacín

gofre de calabacín

Yo ya sabéis que soy de productos de temporada: calabazas en otoño, fresas en primavera y calabacines en verano. Y como mi suegra me dio un par de ellos fabulosos, y cada vez que nos vemos me vuelvo a casa con una docena de huevos, pues decidí añadir un nuevo capítulo a la apasionante serie “Cómo engañar a tu hijo para que coma frutas y verduras sin darse cuenta” y preparé unos gofres, que hace un montón que no los hacía.

Como todas las cosas que cocino pensando especialmente en los monstruitos, esta receta es bastante sana. A ver, que son gofres, no espinacas al vapor, pero no llevan mantequilla y en cambio tienen harina integral y muy poca cantidad de azúcar. Una pizca de canela y de vainilla en la masa significan que no hace falta añadirles nata ni chocolate para servirlos. ¡Mi enano se comió uno ayer muy contento y ya está preguntando que cuándo los vuelvo a hacer!

Sigue leyendo

Anuncios

Muffins integrales de calabacín

muffins de calabacín

Hasta hace poco, mi monstruito se conformaba con pedir pan. Ahora ha diversificado sus objetivos:
-Mamá, ¿el próximo día (para él el futuro siempre es “el próximo día”) me haces galletas?
-Vale.
-Y puedes hacer magdalenas, también.
-Estooo… Bueno, ya veremos.
-Y bizcochos, también.
-¿También?
-Y magdalenas…

Y así podemos entrar en un bucle infinito. Y como yo prefiero que coma dulces caseros que industriales (por lo menos así controlo lo que llevan), pues de vez en cuando le doy una alegría (otras veces horneo con nocturnidad y alevosía y escondo las cosas al fondo de la nevera o en cajones altos, para que no se entere). Esta vez le hice unos muffins, y para sentirme mejor madre elegí una receta integral y con calabacín. Y avena. La avena es sana, ¿no? Sigue leyendo

Muffins de chocolate y calabacín

muffins chocolate y calabacín

Ahora que hemos empezado la temporada de verano, cuando vamos a casa de mis suegros suelo volver con un montón de huevos y algunos hermosos calabacines (y alguna lechuga furtiva pero, como no me sirve para la repostería, no viene al caso). Con los huevos hago de todo: natillas, tortillas, revueltos… Y los calabacines ya sabéis que me gusta esconderlos en los postres, que con ellos siempre quedan muy jugosos.

Estos muffins son parecidos al bizcocho de chocolate y calabacín que hicimos el año pasado, pero con menos cacao y sin lactosa. ¿Sanos? Posiblemente no. ¿Ricos, sabrosos, esponjosos? ¡Mucho, mucho!

Sigue leyendo

Bizcocho de chocolate y calabacín

bizcocho chocolate y calabacín

Hay algunos signos que indican sin lugar a dudas que ya está aquí el verano: el posado en bikini de Ana Obregón, la proliferación de adolescentes en bañador y chanclas en el supermercado y la misteriosa aparición de calabacines gigantescos en mi nevera. Tengo dos opciones: o ponérselos todos al monstruito en el puré o ponerme imaginativa para darles uso. Y en ésas estamos.

Este bizcocho es fácil de hacer y está lleno de cosas ricas: chocolate, canela, una pizca de café, mantequilla… y calabacín, claro, que hace que quede denso y muy jugoso. Y si tenéis niños pequeños de esos que salen corriendo en cuanto ven una hortaliza, ésta es una forma de conseguir que coman algo de verdura sin darse cuenta.

Sigue leyendo

El mejor brownie vegano de chocolate del mundo

brownie vegano

Tenía yo el corazón partío entre mis ganas de comer brownie y mi sentido común, que me decía que después de atiborrarme a polvorones durante semanas igual no era el momento de zamparme un postre que lleva toneladas de mantequilla, azúcar y chocolate. Y entonces encontré una receta de brownie vegano bastante sana (bueno, sigue llevando bastante azúcar, pero apenas lleva aceite, no lleva mucho cacao y ni pizca de chocolate ni, obviamente, mantequilla). Y probé a ver qué tal.

¡Buenísimo, oiga! ¡Qué exitazo! Mi media naranja propone que no volvamos a hacer el otro (¡y recordad que el otro es el mejor brownie del mundo!), porque éste está igual de rico y es mucho más ligero. La hipócrita que hay en mí está entusiasmada con esta receta: ¡hacer brownie y que sea un postre (casi) sano!

Sigue leyendo