Las 10 recetas más leídas de 2017

Si el año pasado empezaba este mismo post reflexionando sobre lo que había cambiado el blog desde sus inicios, lo de este año ha sido una locura. En marzo le diagnosticaron celiaquía al monstruito y tuvimos que desterrar de nuestra cocina las harinas de trigo y centeno, los copos de avena… ¡incluso los utensilios de madera, que pueden ser foco de contaminación cruzada! Con lo que me gustaba a mí hacer panes y amasar, tuve que cambiar el chip totalmente y aprender que las masas sin gluten son todas unas malas perras, que siguiendo la misma receta consigues resultados totalmente distintos según el preparado comercial que utilices y que hornear un pan sin gluten que esté rico de verdad es prácticamente una utopía.

Mi objetivo, desde el mismo día del diagnóstico, es que el monstruito pueda seguir disfrutando de las mismas cosas ricas que sus amigos (aunque en versión saludable siempre que sea posible). Aún me quedan recetas por probar y experimentos por dominar… pero creo que vamos por buen camino. Mientras, vosotros no dejáis de sorprenderme. A estas alturas ya no me extraña ver un brownie en el top 10 de 2017, porque siempre coláis uno… pero ¿qué os ha dado este año con la harina de garbanzos?

Sigue leyendo

Anuncios

Galletas de jengibre (veganas y sin gluten)

Llevo tanto tiempo con ganas de hacer estas galletas, un clásico navideño de la repostería estadounidense, que las recetas que tenía guardadas eran todas con gluten, así que tuve que ponerme otra vez a bucear por Internet para buscar una versión que pudiese comer el monstruito. Elegí ésta porque es muy fácil de preparar y nos salieron muy ricas: son unas galletas crujientes y especiadas, perfectas para acompañar una bebida caliente. Pero, ¿sabéis cuál es la mejor parte? ¡Decorarlas! La tradición dicta que estas galletas de hacen en forma de personitas que luego se decoran con glaseado de colores. Aquí ya sabéis que las tradiciones las cumplimos siempre a medias, así que les dimos forma de animales y, para que los niños pudiesen echar una mano, compré unos lápices pasteleros con glaseado ya preparado. El monstruito se puso muy artístico y todas sus galletas acabaron multicolores; la fierecilla, más práctica, se limitó a hacer montañas de glaseado encima de cada galleta para comérselas después de dos bocados. Vamos, que no sólo están ricas, sino que además sirven para tener a los niños entretenidos un buen rato, ¿qué más se le puede pedir a una galleta?

Por cierto, la semana que viene no habrá receta nueva: haremos el repaso de las 10 recetas que más os han gustado en 2017. Mientras, ¡felices fiestas a todos!

Sigue leyendo

Galletas de chocolate y nueces con harina de trigo sarraceno (sin gluten)

Ya sabéis cómo va esta cocina: a veces hacemos recetas muy saludables y a veces hacemos galletas de chocolate con mucho chocolate. Porque en la vida no todo puede ser compota de manzana, ¿no?

Además, son facilísimas de hacer: la prueba es que esta vez mi ayudante fue la fierecilla, que a sus dos años y medio me ayudó muy voluntariosa a mezclar ingredientes y partir las nueces (cuando digo “partir las nueces” quiero decir trocear algunas y comerse muchas otras con la excusa de que estaban muy duras para partirlas con las manos). Luego estuvo chupeteando la cuchara que utilicé para remover el chocolate derretido. Y luego empezó a meter los dedos en la harina mezclada con cacao: en ese punto la saqué de la cocina y seguí preparándolas yo sola…

Sigue leyendo

Galletas de mantequilla de cacahuete sin harina (sin gluten y sin lactosa)

Galletas: fáciles de hacer, aún más fáciles de comer. El típico aminemigo gastronómico. Porque tú miras en la despensa, coges media docena de ingredientes, los mezclas en un bol, haces bolitas de masa, las horneas y cuando te das cuenta te has jalado media docena de galletas incluso antes de ponerlas en la fuente. Y son TAN SENCILLAS de preparar… ¡éstas no necesitan ni harina!

Un único consejo: ojito al horno, porque se pasan de punto en cuestión de segundos. Yo, con la primera hornada que hice de esta receta, tuve que ir un momento al salón para evitar que el monstruito y la fierecilla jugasen al tiro al blanco con las pelotas saltarinas y el televisor, y cuando volví se me habían quedado las galletas tostadas y ya un pelín duras. Menos mal que la mejor forma de comer galletas de mantequilla de cacahuete es mojándolas en un buen vaso de leche…

Sigue leyendo

Galletas saladas de harina de garbanzos (veganas y sin gluten)

Una de las cosas que más les gustan a mis niños son las “salsitas”, palabra con la que designan todas las cosas untables que llevamos a la mesa: hummus de todas las texturas y colores, patés vegetales varios, quesos, cremas de frutos secos o de chocolate… Si pueden hacer barcos con pan o con palitos de zanahoria, les vale. Así que el otro día decidí aprovechar que aún tenía en casa harina de garbanzos de la que molí para hacer las últimas galletas y preparar unos crackers sin gluten para darle una alegría al monstruito.

Los niños vinieron muy contentos a ayudarme con la masa. Yo pensé que al ser una receta muy fácil, y además vegana (vamos, que no había riesgo de intoxicación si se comían la masa cruda), no había posibilidad de drama culinario. ¡Error! ¡Con un monstruito y una fierecilla siempre hay posibilidad de drama culinario! Esta vez aprovecharon que salí medio segundo de la cocina para mejorar la receta añadiendo “un poquito más” de bicarbonato. Tuvimos que tirarlo todo y empezar de nuevo. Al final, con algo de retraso sobre el horario previsto, conseguimos docena y media de galletas crujientes, preparadas sólo con harina de garbanzos, aceite de oliva virgen, sal y hierbas aromáticas. ¡Perfectas para un poco de picoteo saludable!

Sigue leyendo