Las 10 recetas más leídas de 2016

10-mas-leidas-2016

“¡Ah, cómo hemos cambiado!”, decía aquella canción de los 90. Y sí, hemos cambiado muchísimo. La primera receta de este blog fueron unos cupcakes con montañas de buttercream de chocolate blanco, y en los siguientes meses se les unieron varios brownies, blondies, galletas y bizcochos bien cargaditos de mantequilla y azúcar. Recetas estupendas todas… pero no el tipo de repostería que me gusta hacer ahora.

Porque ahora que tengo que alimentar a un monstruito y a una fierecilla me preocupo mucho más del valor nutricional de lo que horneamos en casa. Y no voy a dejarlos sin dulces, pero sí voy a intentar que sean integrales y que tengan menos azúcar y más fruta fresca entre sus ingredientes. Y eso no significa que de vez en cuando no nos demos un homenaje, pero incluso con ellos podemos buscar muchas veces una opción más razonable, como demuestra el top 3 de las recetas más leídas este año. Ah, ¿que no sabéis aún cuáles son las recetas más visitadas de 2016? Pues leed y salid de dudas…

Sigue leyendo

Anuncios

Granola de manzana

granola-de-manzana

Una cosa maravillosa de la granola es que puedes hacer mil versiones adaptándolas a tus gustos o, simplemente, a las cosas que tengas en la despensa. Puedes echar una mezcla loca de frutos secos y semillas o poner sólo uno o dos tipos de cada cosa e ir variando con cada remesa para disfrutar cada vez de un desayuno totalmente nuevo.

¿Y ésta, con manzana y especias? ¡Ésta está TAN RICA! La mejor manera de empezar el día… o de picotear a escondidas cuando no me ven los niños (¡porque si me ven, me piden!). La tengo guardada en un recipiente hermético y cada vez que paso cerca, si no hay testigos, me como un puñado. ¡Es un vicio!

Sigue leyendo

Granola de plátano y quinoa

granola-platano-y-quinoa

No sé si se nota mucho, pero este otoño estoy muy a tope con las recetas de cereales de desayuno caseras. He descubierto que son muy fáciles de hacer y mucho más ricas y equilibradas que las que venden en los supermercados, así que me paso el día experimentando con copos de avena y nueces varias. Y mi familia, feliz: el monstruito viene todas las mañana a la cocina a asegurarse de que su bol de muesli tiene ración suficiente de frutos secos -y alguna fruta deshidratada- y mi media naranja va probando (y aprobando) todos mis inventos.

Y como otra de mis manías, últimamente, es recortar el consumo de azúcar en casa, tenía que probar esta receta de granola, que utiliza plátano para endulzar y pegotear los ingredientes, y quinoa para darle un toque crujiente. ¿Que qué es la quinoa? Pues un estupendo pseudocereal lleno de proteínas vegetales y aminoácidos que antes era un poco difícil encontrar pero que ahora se vende incluso en el super, en la zona de los arroces. Fácil de hacer, equilibrado y rico. ¿Qué mejor manera de empezar el día?

Sigue leyendo

Granola casera

granola

¿Qué es granola?, dices mientras clavas en mi pupila tu pupila azul… Granola, queridos míos, es una mezcla de cereales (generalmente copos de avena), frutos secos, semillas y fruta deshidratada. Es parecida al muesli, aunque tienen dos diferencias fundamentales: la granola se hornea (en el muesli los cereales están crudos) y lleva azúcar añadido (en forma de miel o sirope). Ojo, no nos engañemos, no califica como “desayuno saludable” (yo a diario voy a seguir con mis dos piezas de fruta, mi té verde y mis cereales integrales o mis tostadas con aceite de oliva…), pero es estupenda para tomar de vez en cuando con un poco de yogur natural o, directamente, con leche.

A mí nunca se me había ocurrido prepararla en casa (cuando me pongo a hacer desayunos guarrindongos soy más de gofres y tortitas), pero vi la receta en un libro de Ottolenghi… y yo de este chico me fío mucho. Así que me puse manos a la obra ¡y la verdad es que está riquísima! Además, pero podéis personalizarla añadiendo los frutos secos que queráis (yo la próxima vez pienso poner pacanas, que ya sabéis que me encantan) y variando las proporciones o las frutas deshidratadas.

Sigue leyendo