Tarta de limón y miel (sin gluten y sin lactosa)

Esta semana vamos tarde y a rastras, pero estamos en un período de transición vital y ya sabéis que eso siempre es un lío. Si a eso sumamos el fin del colegio, los campamentos, las actividades al aire libre y la megalimpieza que debería hacer en mi casa en cuanto tenga un minuto… Pues eso, que nos pilla el tren y llegamos tarde con la receta. ¡Pero aún estáis a tiempo para prepararla como postre este fin de semana!

Lo que os traigo hoy es una tarta de limón, pero no la clásica tarta de limón y merengue: ésta tiene una base de avena y está endulzada con miel, que se deja notar en el sabor sin resultar empalagosa. ¡Probadla, ya me diréis cuál de las dos versiones os gusta más: la tradicional o ésta!

Sigue leyendo

Anuncios

Barritas de arroz inflado

barritas de arroz inflado

Os cuento: Mi monstruito va a empezar el cole y yo ando dándole vueltas a qué meriendas sanas le puedo mandar para comer a media mañana. Fruta, claro, y yogur y bocatas, pero teniendo un blog como éste da un poco de pena no prepararle algún dulce casero de vez en cuando, ¿no? Y se me ocurrió hacerle barritas de cereales… pero resulta que conseguir una versión sana no es tan fácil cómo parece. Encontré una receta en Internet que me pareció sencilla y con ingredientes razonables. Arroz inflado: estupendo, que además cerca de mi casa lo venden integral. Mantequilla de cacahuete: tengo un bote que es sólo de cacahuete tostado y triturado, sin aceite de palma ni tonterías, así que estupendo también. Y un agente endulzante y pegajoso para dar forma a las barritas. Y ahí llega el problema.

Puede ser miel o cualquier sirope vegetal (de arce, de arroz, de maíz…), pero por mucho que se diga de ellos que son “naturales” el hecho es que la miel contiene un 80% de azúcar, y los siropes no andan muy lejos. En la receta que usé como base las medidas venían en tazas, no en peso, y hasta que me puse a prepararla no descubrí que la mezcla original para las barritas lleva 50 gramos de arroz, 125 de mantequilla de cacahuete y otros tantos de sirope. Vamos, ¡una bomba! Incluso recortando a la mitad la cantidad de sirope, me sigue pareciendo demasiado para un niño pequeño. Y ya sé que las barritas comerciales que venden en los supermercados son mucho peores (incluso las de “dieta” tienen casi un 30% de azúcares), pero precisamente si las hago en casa es para que sean más saludables. En resumen: que aquí os traigo unas barritas energéticas de arroz inflado riquísimas y muy adecuadas para deportistas. Y voy a seguir pensando qué darle a mi enano.

Sigue leyendo

Granola casera

granola

¿Qué es granola?, dices mientras clavas en mi pupila tu pupila azul… Granola, queridos míos, es una mezcla de cereales (generalmente copos de avena), frutos secos, semillas y fruta deshidratada. Es parecida al muesli, aunque tienen dos diferencias fundamentales: la granola se hornea (en el muesli los cereales están crudos) y lleva azúcar añadido (en forma de miel o sirope). Ojo, no nos engañemos, no califica como “desayuno saludable” (yo a diario voy a seguir con mis dos piezas de fruta, mi té verde y mis cereales integrales o mis tostadas con aceite de oliva…), pero es estupenda para tomar de vez en cuando con un poco de yogur natural o, directamente, con leche.

A mí nunca se me había ocurrido prepararla en casa (cuando me pongo a hacer desayunos guarrindongos soy más de gofres y tortitas), pero vi la receta en un libro de Ottolenghi… y yo de este chico me fío mucho. Así que me puse manos a la obra ¡y la verdad es que está riquísima! Además, pero podéis personalizarla añadiendo los frutos secos que queráis (yo la próxima vez pienso poner pacanas, que ya sabéis que me encantan) y variando las proporciones o las frutas deshidratadas.

Sigue leyendo

Madeleines

madeleines

A los franceses hay tres cosas que se les dan fenomenal: las comedias, la repostería y los himnos nacionales. Maestros de los croissants y las crêpes, artistas de la crema pastelera y los macarons, genios de los brioches y las baguettes: dales un poco de mantequilla y un horno y conquistarán el mundo. ¿Y qué me decís de las madeleines? Estos bizcochitos con forma de concha, tiernos, exquisitos, son lo más delicado que podáis encontrar. Qu’elles sont délicieuses!

Sólo un apunte y ya os dejo con la receta (que además es facilísima): en los libros estadounidenses las madeleines, una vez horneadas, suelen tener la superficie plana, pero una madeleine francesa comme il faut tiene que tener un buen copete, como nuestras magdalenas de toda la vida. El truco para conseguirlo es hacer la masa con 12 horas de antelación y dejarla reposar en la nevera. Et voilà! (¡Eh! ¿A que tiene mucho mérito que haya sido capaz de escribir dos párrafos sobre madeleines sin mencionar a Proust para nada?)

Sigue leyendo

Yogur helado de frambuesa y miel

yogur helado frambuesa

Mis chefs televisivos favoritos son Robin Food (porque se atreve con todo sin perder nunca el buen humor), los jueces de MasterChef Australia (porque, a diferencia de otros, son encantadores, dan clases magistrales y cocinan como los ángeles) y Jamie Oliver, por el que ya sabéis que siento especial debilidad. Un año más, el británico ha lanzado su campaña Food Revolution Day, que se celebra el próximo día 15 de mayo y que esta vez está acompañada de una recogida online de firmas para pedir que se impartan materias de educación alimentaria en las escuelas (mientras escribo esto, más de 800.000 personas han firmado ya, ¿te apuntas?).

Si aquí el año pasado celebramos el Food Revolution Day con un bizcocho de plátano, esta vez lo hemos hecho con un yogur helado de frambuesas y miel, que es una forma estupenda de que los niños coman fruta sin enterarse. Además, he llegado a la conclusión de que este blog necesita más recetas con frambuesas. ¡Voy a tener que solucionarlo!

Sigue leyendo