Panecillos con semillas de chía (sin gluten)

Cuando empezó el año en mi despensa había harina de trigo (normal, integral, de fuerza y con levadura), de centeno y de maíz, y también un paquete de maicena, y ya me parecía bastante desmadre. ¿Y desde que somos una familia sin gluten? Ahora tengo harina de maíz, de trigo sarraceno, de garbanzo, de arroz (normal e integral) y de tapioca, fécula de patata y maicena. ¡Ah! Y tres preparados comerciales: para repostería, para pan y para pan rústico. Sí, es una locura, ¡casi no caben! De hecho, el otro día se cayó un paquete y explotó en el suelo. Sin comentarios…

Así que, aunque tengo por costumbre traeros recetas sencillas y con ingredientes fáciles de encontrar, hoy me vais a permitir que saque a pasear media docena de mis harinas sin gluten para prepararle a mi monstruito unos bollitos de pan. Ya sé que los preparados comerciales son comodísimos (a mí con el Mix B de Schär y un poco de harina de trigo sarraceno me sale una masa de pizza estupenda), pero esta vez me apetecía hacer la mezcla en casa. Los panecillos están ricos y la miga sale esponjosa y jugosa. La corteza… pues es lo que veis en la foto. Bastante inexistente. Pero al monstruito le encantaron, ¡así que misión cumplida!

Sigue leyendo

Las 10 recetas más leídas de 2016

10-mas-leidas-2016

“¡Ah, cómo hemos cambiado!”, decía aquella canción de los 90. Y sí, hemos cambiado muchísimo. La primera receta de este blog fueron unos cupcakes con montañas de buttercream de chocolate blanco, y en los siguientes meses se les unieron varios brownies, blondies, galletas y bizcochos bien cargaditos de mantequilla y azúcar. Recetas estupendas todas… pero no el tipo de repostería que me gusta hacer ahora.

Porque ahora que tengo que alimentar a un monstruito y a una fierecilla me preocupo mucho más del valor nutricional de lo que horneamos en casa. Y no voy a dejarlos sin dulces, pero sí voy a intentar que sean integrales y que tengan menos azúcar y más fruta fresca entre sus ingredientes. Y eso no significa que de vez en cuando no nos demos un homenaje, pero incluso con ellos podemos buscar muchas veces una opción más razonable, como demuestra el top 3 de las recetas más leídas este año. Ah, ¿que no sabéis aún cuáles son las recetas más visitadas de 2016? Pues leed y salid de dudas…

Sigue leyendo

Naan (pan indio)

naan

Te levantas un día y decides que te apetece mogollón hacer naan. Sacas de la estantería media docena de libros sobre pan y encuentras, claro, otras tantas recetas, todas ellas distintas entre sí. Descartas algunas por no ser claras con las cantidades de los ingredientes (¡eso va por ti, Paul Hollywood!) y otras por incluir ingredientes poco apetitosos. Y llegas a ese libro maravilloso que es Short and Sweet, de Dan Lepard, que nunca te falla y que además te permite ir por casa canturreando “el naan de Dan, el naan de Dan”, que es una tontería de ésas que haces cuando no hay nadie cerca (aunque luego lo cuentes en un blog…).

Dos reflexiones sobre el naan, en particular, y los panes, en general. La primera: ¡el naan no necesita horno, se cocina en una sartén! La segunda: llevo tres años escribiendo este blog y sigo siendo incapaz de sacar una fotografía medio decente a un pan. ¡Soy un caso perdido!

Sigue leyendo

Bollitos tiernos de aceite de oliva

bollitos semidulces

Como tenía un montón de levadura fresca después de haber hecho mi flamante roscón de Reyes (sobre todo porque hubo un pequeño incidente y tuvimos que bajar a reponer ingredientes) y, sorprendentemente, algo de tiempo libre, decidí hacer pan. Bueno, bollos: bollos tiernos, suaves, riquísimos, perfectos para comer así tal cual, para rellenar (como aquellas míticas mediasnoches de los cumpleaños ochenteros) o para tostar y disfrutar con mantequilla y mermelada.

En realidad, la experta en esta receta es mi amiga Marie Noire, que los borda, pero los míos quedaron más que dignos y en casa todo el mundo se los comió muy felizmente. Además, se hacen con aceite de oliva, así que son sin lactosa y un pelín más sanos. Y, obviamente, si no tenéis levadura fresca, ¡se pueden hacer con levadura seca de panadería!

Sigue leyendo

Las 10 recetas más leídas de 2015

las diez recetas más leídas de 2015

¡Otro año que se acaba! Para nosotros ha sido un año especial, porque llegó nuestra fierecilla, que es un sol y la cosa más buena y más sonriente del mundo (supongo que los virus piensan lo mismo, porque lleva tres meses cogiéndose toda cuanta enfermedad pasa cerca de ella… en fin, cosas de bebés). El monstruito, que está hecho un chicarrón, ha dejado de lado su obsesión panarra y ahora está todo el día pidiendo bizcochos, galletas y magdalenas (lo que me obliga a cocinar ciertas cosas con nocturnidad y alevosía, porque si le dejo se pasa el día comiendo). ¡Quién nos lo iba a decir en marzo, cuando casi se negó a probar su riquísimo bizcocho de cumpleaños!

Y vosotros, queridos, no dejáis de sorprenderme. En las diez recetas que más os han gustado este año sólo hay una que lleva chocolate. Tres de ellas son sin azúcar. Varias son facilonas y sin horno (bueno, eso no me sorprende: ¡la vida moderna casi no nos deja tiempo de ni de cocinar!). Y la que más os ha gustado es ganadora indiscutible de este año y una de las recetas más vistas de toda la historia del blog. Y como estamos en época de listas y rankings, aquí os dejo la mía, por si os interesa. ¡Feliz 2016 a todos!

Sigue leyendo