Gofres de chocolate y plátano (sin gluten y sin azúcar añadido)

Hoy voy a ser muy breve: Gofres. Chocolate. Plátano.

Si los últimos gofres que hicimos sabían a sano, éstos saben simple y llanamente a chocolate. Y aunque ya sé que con eso ya está todo dicho, y que debería pasar simplemente a la receta, me vais a permitir señalar que, además, son sin gluten y, siguiendo con nuestro reto #70DíasSinAzúcar, sin azúcar añadido. Y fáciles de hacer. Y se pueden congelar, para tenerlos listos cuando os apetezca un desayuno especial pero no tengáis mucho tiempo para prepararlo. Y con esto, sin entreteneros más, pasamos a la receta…

Sigue leyendo

Tortitas de moras (sin gluten, veganas y sin azúcar añadido)

Esta vez sí. Las últimas tortitas que hicimos eran fáciles y rápidas, pero éstas, además, son jugosas y gordechas, que es como me gustan a mí. Son sin gluten, claro, para que el monstruito pueda disfrutar de ellas (teníais que ver cómo las devora). Son sin lactosa y veganas, porque ya que estaba decidí utilizar bebida de soja (que podéis sustituir por leche de vaca o por cualquier otra bebida vegetal). Son muy fáciles de personalizar: sólo tenéis que cambiar las moras por cualquier otro fruto del bosque (fresas, arándanos, frambuesas, grosellas…). ¡En general, son estupendas!

Son, además, una receta sin azúcar añadido, porque seguimos con el reto #70DíasSinAzúcar. Sé que a mucha gente le cuesta imaginarse un desayuno en el que no haya bollería, galletas o cereales azucarados, así que les voy a dedicar esta receta a ellos. ¿Tortitas saludables? Yes we can!

Sigue leyendo

Batido de chocolate (sin azúcar añadido)

Que sepáis que durante las próximas semanas nos vamos a unir al reto #70DíasSinAzúcar, impulsado por SinAzucar.org, una web que me encanta en la que, a través de fotografías, se muestra la cantidad de azúcar que tienen distintos alimentos. Si no la conocéis, echadle un ojo: los carteles sobre alimentos “infantiles” o sobre productos salados son como para pensárselo dos veces antes de llenar el próximo carro de la compra. La iniciativa #70DíasSinAzúcar consiste, simplemente, en pasarse diez semanas sin tomar más azúcar que el propio de los alimentos. Y ojo porque eso no significa sólo dejar de lado las chuches y la bollería industrial, ni cambiar el azúcar por edulcorantes. ¿Qué hay que hacer? Pues lo de siempre: más mercado y menos supermercado. Más alimentos de toda la vida y menos productos procesados. Menos sabores artificiales y más reeducar el paladar para disfrutar de las cosas de verdad. Aquí y aquí tenéis un par de sitios con pistas y buenas ideas para evitar el azúcar innecesario de vuestras vidas.

Y como sigue haciendo un calor horroroso, vamos a empezar el reto con una receta tontísima pero que me vais a agradecer mucho: batido de chocolate. Seguro que la mayoría lo preparáis con helado, con Nutella o, directamente, con Colacao o Nesquick, pero ¿no preferís una versión sin azúcar añadido (y sin aceite de palma), que lo único que lleva para endulzarlo es una pieza de fruta y que se prepara en un par de minutos?

Sigue leyendo

Polos de piña, naranja y plátano

Empiezan los calores, así que no os extrañéis si de aquí a septiembre evito las recetas que requieren horno. Voy a pasarme los próximos meses con cositas que se puedan preparar en la nevera, en la sartén o sólo con la batidora, ¿vale?

El primer postre veraniego que os traigo son unos polos de fruta. Y nada más. No hace falta añadir ni zumos, ni azúcares, ni siropes: sólo piña y naranja para darle frescor y plátano para que tenga una textura cremosa. Se preparan en un periquete y son una manera genial de que los niños (¡y los adultos!) coman fruta.

Sigue leyendo

Bizcocho de plátano en el microondas

mug-cake-platano

Los mug cakes (es decir, bizcochos preparados en tazas y cocinadas en el microondas) están llenos de ventajas. La principal es que te permiten disfrutar de un dulce en cuestión de minutos, que es una cosa estupenda cuando te da un antojo por la noche, mientras ves la tele, o cuando les has prometido a los monstruitos que si recogen todos los juguetes sin protestar y sin tirárselos a la cabeza el uno al otro les darás un premio.

La desventaja es que a veces explotan en el microondas (un día tuve un incidente terrorífico con un bizcocho de arándanos) y que no son muy elegantes. Crecen a lo loco para desinflarse después, suelen desbordar la taza y dejarla llena de chorretones y tienen ese aspecto triste de la repostería hecha al vapor. Pero a mis monstruitos les da igual: éste de plátano, sin gluten, sin lactosa y sin azúcar añadido, lo corté en pedacitos y lo repartí en dos boles. ¡Y tan contentos! ¡El próximo día seguro que recogen aún más rápido!

Sigue leyendo