Cornbread con romero y aceite de oliva (sin gluten)

En esta cocina ya hemos hecho cornbread alguna vez: este pan de maíz es una receta tradicional de Estados Unidos, típico del sur del país, a medio camino entre el pan de molde y el bizcocho. En el sur se prepara, tradicionalmente, con grasa animal y sin endulzantes; en el norte son más de ponerle mantequilla y azúcar suficiente para ponerles casas a media docena de dentistas.

Aunque la harina de maíz es uno de los ingredientes principales de la receta, habitualmente lleva también harina de trigo para facilitar el horneado. Yo he utilizado un preparado sin gluten y, para darle un toque especial, he sustituido la mantequilla por aceite de oliva virgen, que además de hacerlo muy jugoso le da un sabor muy especial. Un poco de romero fresco para rematar la jugada y conseguimos una versión esponjosa y jugosísima, seguramente poco tradicional pero absolutamente deliciosa.

Sigue leyendo

Anuncios

Focaccia sin gluten

Hoy me vais a permitir que me ponga un poco ñoña, pero acabo de cambiar de trabajo y echo mucho de menos a mis antiguos compañeros. En el despacho nuevo me han acogido con los brazos abiertos (y una paciencia de santos, cosa que agradezco porque soy un poco torpe), pero llevaba ocho años en mi antiguo puesto y a estas alturas ya nos queremos todos mucho. No tengo más que buenas palabras para ellos, que siempre se portaron fenomenal conmigo, hasta el último día, que de regalo de despedida me trajeron a la oficina una enorme maceta de plantas aromáticas. ¿No os parece un detalle precioso? Romero, tomillo, estevia, salvia y curry. Qué majos son. Y una mariposa y una rana decorativas. Qué detallazo. Y la maceta es de cerámica. Qué monos. Y grandecita. Qué simpáticos. Y cuando digo grandecita, quiero decir unas dos toneladas de peso y el diámetro de una plaza de toros. Por cierto, ¿os he dicho ya que yo a mi antiguo trabajo iba y venía en bus todos los días? ¿Una hora de trayecto? ¿UNA HORA de trayecto que tuve que hacer con la dichosa maceta en mi regazo? Empiezo a pensar que mis ex compañeros en realidad ni son tan majos ni me quieren tanto como dicen…

El caso es que ahora tengo mogollón de plantas aromáticas en la cocina y tengo que utilizarlas rápido antes de que llegue la típica plaga bíblica y me las fulmine a todas. Estrené la maceta el otro día preparando de cena unos gnocchi salteados con mantequilla y salvia, y hoy os traigo una receta de focaccia sin gluten con romero. Dedicada, con muchos besos y muchos mimos, a mis ex compañeros. A pesar del viaje en bus con la maldita maceta.

Sigue leyendo