Granita de mandarina

granita de mandarina

 

La granita es un postre italiano que está a medio camino entre el sorbete y el granizado. Es original. Es fácil de hacer. Es refrescante. Es colorido. Y es lo que una prepara cuando su madre se queja de su colesterol y su chico de su (imaginaria) barriguita.

Además, no necesita ni horno ni aparatejos extraños: sólo un cazo, un tenedor y un frigorífico. La versión original de este postre llevaba naranja sanguina, pero yo soy así de chula y prefiero las mandarinas. ¡Porque yo lo valgo!

Granita de mandarina
(Para 8 raciones)

330 ml de agua
220 gramos de azúcar
500 ml de zumo de mandarina

  1. A fuego lento, calentamos el agua y el azúcar hasta que éste se haya derretido por completo. Dejamos enfriar.
  2. Mezclamos el zumo con este sirope, lo ponemos en un molde metálico y lo metemos en el frigorífico, donde lo dejamos como mínimo 4 horas, hasta que se congele por completo.
  3. Para servirlo, raspamos la superficie con un tenedor y con una cuchara recogemos las “miguitas” y lo servimos en copas o boles.

 

(Encontré la inspiración en el libro Fast, Fresh, Simple de Donna Hay)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s