Batido de mango, plátano y mandarinas

Supongo que estaréis pensando que hay que estar muy desquiciada para andar publicando recetas de batidos tropicales en pleno diciembre, pero qué queréis que os diga… mis hijos están enganchados. Los fines de semana nos sentamos todos juntos a desayunar a lo grande y nunca falta o un bol de fruta troceada o un batido. De todos los que hago, éste es su favorito, porque les encanta el mango (¡como a su mamá!). Como además es una fruta que está en temporada, como la mandarina, nos salen riquísimos.

Así que, aunque ya sé que hace más tiempo de chocolate a la taza que de batidos y smoothies, yo os propongo que empecéis la mañana con uno como éste. ¡Ya veréis cómo empezáis el día mucho más contentos!

Sigue leyendo

Anuncios

Polos de naranja, mango y plátano

polos de naranja, mango y plátano

¡Otro año que desde este humilde blog nos unimos al Food Revolution Day, capitaneado por Jamie Oliver! ¿Por qué? Porque el acceso a alimentos frescos y de calidad debería estar garantizado para todos. Porque cocinar no debería ser una moda o un hobby, sino un conocimiento básico. Porque problemas de salud causados por nuestro estilo de vida, como la obesidad y la diabetes se están convirtiendo en epidemias en el mundo industrializado. Y sí, ya sé que éste es un blog de repostería, pero ya sabéis que por regla general soy más de meter espinacas en unos muffins o alubias en un brownie que de preparar buttercreams y frostings de colores.

Así que hoy os traigo un nuevo capítulo sobre “cómo engañar a los niños para que coman fruta sin saberlo” con la receta más fácil del mundo: polos caseros. Bates fruta, le pones un palito, la congelas et voilà! Por cierto, Internet está llena de recetas de polos que incluyen almíbar o grandes cantidades de azúcar: ni caso. Elegid frutas dulces y maduras y listo.

Sigue leyendo

Batido de naranja y frutas del bosque

batido naranjaberry peq

Pues nada, que resulta que por un temilla de salud (nada grave), estoy a dieta por lo menos durante unas semanas… y a lo mejor unos meses. Un rollo, porque aquí una servidora come sanísimo y en, lo que se refiere a dulces, normalmente sólo cosas caseras. Pero claro, me viene esta historia justo antes de Navidad… es decir, justo antes de los polvorones y el roscón casero de mi madre. Y encima me coincide con el comienzo de un interesantísimo taller online de repostería escandinava de Bake-Street, y aunque me dije a mí misma que ya haría los pasteles más adelante, mi media naranja puso tanta cara de pena que seguro que acabo haciéndolo casi todo estas semanas.

¿Que por qué os cuento todo esto? Para que no penséis que, sin ningún motivo especial, me he vuelto loca por lo integral y los batidos de frutas cuando veáis las cositas que os voy a traer próximamente. Bueno, a lo mejor lo próximo que hago son unos scones, porque hace mucho que no los como y me apetecen un montón. Pero hoy os dejo aquí un sanísimo batido de frutas (aunque ya sé que mi madre se va a reír de mí porque dice que los batidos no son recetas).

Sigue leyendo

Granita de mandarina

granita de mandarina

 

La granita es un postre italiano que está a medio camino entre el sorbete y el granizado. Es original. Es fácil de hacer. Es refrescante. Es colorido. Y es lo que una prepara cuando su madre se queja de su colesterol y su chico de su (imaginaria) barriguita.

Además, no necesita ni horno ni aparatejos extraños: sólo un cazo, un tenedor y un frigorífico. La versión original de este postre llevaba naranja sanguina, pero yo soy así de chula y prefiero las mandarinas. ¡Porque yo lo valgo!

Sigue leyendo