Muffins de naranja (¡con una naranja entera!)

magdalenas-de-naranja

No son las primeras magdalenas de naranja que hacemos en este blog (tenemos unas, estupendas, con semillas de amapola), pero sí son las primeras que tienen entre sus ingredientes una naranja entera. Y cuando digo entera quiero decir entera: con piel y todo. Bueno, las pepitas las tiré. Pero el resto, bien aprovechadito que está.

Es una receta genial: el color de los muffins es una locura, y son excepcionalmente jugosos y sabrosos. De hecho, escondimos un par de ellos en el armario de la cocina, guardados en un recipiente hermético, y nos olvidamos de ellos hasta dos días después. ¡Y seguían tiernos y esponjosos!

Sigue leyendo

Brownie de chocolate y calabaza

brownie-chococalabaza

¿Cuánto hace que no hacemos un brownie? Es más, ¿cuánto tiempo hace que no preparamos una receta con chocolate? ¡Muchísimo! El último brownie (con ingrediente secreto y todo) nos lo comimos en enero, y la última receta de chocolate en el blog fueron unos polos que, ahora que lo pienso, también tenían ingrediente secreto. A veces conspiro tanto para que mis niños coman sano que en vez de cocinera parezco, directamente, una paranoica.

El ingrediente secreto de hoy es la calabaza, que no da mucho sabor pero sí textura (densa y jugosa) a este brownie, que no lleva harina ni lácteos. Es una receta de repostería para dummies: poner todo en un bol, revolver y hornear. Es casi imposible que salga mal… a no ser que, como yo, coloquéis mal la base del molde, os empiece a gotear por el fondo al cocinarlo y acabéis con un brownie muy bajito y una bandeja de horno llena de masa pegoteada…

Sigue leyendo

Barritas de avena con manzana y plátano

barritas-avena

¿No os dije que iba a buscar una receta de barritas de cereales que no fuesen una bomba azucarada? Pues aquí las tenéis: sabrosas, jugosas, integrales, veganas y sin azúcar añadido. Y sin embargo, son bastante dulces… ¿cuál es el secreto? Ninguno especial, sólo he echado mano de los sospechosos habituales en este tipo de recetas: compota de manzana, plátano y dátiles. Por cierto, ésta es la primera vez que los dátiles hacen su aparición en el blog (normalmente me los como sin más), pero me parece que van a convertirse en uno más de la familia. Eso sí, con sentidiño (como decimos en mi tierra), porque por mucha fruta que sean tienen entre un 60% y un 70% de azúcar…

Ya sabéis que las barritas las preparé principalmente para que el monstruito las lleve de merienda al cole y él, avezado pinche de cocina, está entusiasmado con ellas. Cuando no está intentando robar dátiles me las está pidiendo todo el tiempo. La receta es muy fácil de hacer: lo único que requiere una preparación previa es la compota, el resto sólo hay que trocearlo y revolverlo antes de ponerlo en una fuente y hornearlo. Además, se pueden congelar para ir consumiéndolas poco a poco. Vamos, ¡un puntazo!

Sigue leyendo

Galletas de mantequilla de cacahuete y mermelada

galletas-pbj

Sí, me gustan las galletas de mantequilla de cacahuete. Me gusta su sabor tostado, que sean esponjositas por dentro y su aspecto rústico. Me gusta que siempre resulten muy fáciles de preparar. Me gusta el olor que dejan en la cocina. De hecho, me gustan tanto que ésta es la cuarta receta que pongo en el blog: ya habíamos hecho las versiones clásica, con nubes y gigante. ¡Y aún nos falta la versión con chocolate!

¿Y ésta? Ésta es una versión estupenda. ¿Nunca os habéis fijado que en las pelis estadounidenses los niños siempre llevan en sus fiambreras sándwiches de mantequilla de cacahuete y mermelada? Eso, queridos, es porque es una combinación ganadora. Y si no me creéis, probad a hacer estas galletas…

Sigue leyendo

Mermelada de frutos del bosque

mermelada-frutos-del-bosque

Ya os lo dije: ahora que he descubierto que las mermeladas son tan fáciles de hacer no voy a volver a comprar una. Preparar, envasar, comer y, cuando se termine, repetir. Y cuando se nos acabó la de ciruelas… bueno, ya sabéis que me vuelven loca los frutos del bosque, ¡no tuve ni que pensármelo!

Además, al elegir yo los ingredientes, puedo controlar las cantidades que pongo, y no me refiero sólo a la proporción azúcar/fruta: esta confitura lleva muchísimas frambuesas, muchos arándanos, bastantes moras y algunas grosellas. Si estuviéramos en temporada primavera-verano le hubiera añadido fresas también, pero a estas alturas del año me da pereza comprar una fruta que está tan fuera de temporada.

Sigue leyendo