Helado de piña y fresa (vegano y sin azúcar añadido)

La gente que dice que no le gusta la fruta se merece una colleja. Bueno, no, porque la violencia es cosa fea, ¡pero no me digáis que no es para desesperarse! Hay tropecientos tipos de fruta, que además van cambiando a lo largo del año para que no nos aburramos, y millones de formas de prepararla. Yo entiendo que si sólo comes plátanos y bebes zumos de naranja de tetrabrick (por cierto, recordatorio: los zumos NO equivalen a una pieza de fruta) acabes hasta el moño, pero ¿y si la sirves en forma de batidos, compotas, polos, bocadillos, ensaladas…?

Y con los niños, lo mismo: si les das siempre una manzana cortada en gajos van a aborrecerla (y pongo este ejemplo porque el 90% de las veces que un menú escolar pone “fruta” de postre quiere decir “manzana en gajos”). Si la disfrazas o la promocionas con un poco de cariño les va a resultar mucho más apetecible. Los míos, por ejemplo, se volvieron locos con este helado casero, preparado con sólo dos ingredientes: piña y fresa.

Sigue leyendo

Anuncios

Granita de mandarina

granita de mandarina

 

La granita es un postre italiano que está a medio camino entre el sorbete y el granizado. Es original. Es fácil de hacer. Es refrescante. Es colorido. Y es lo que una prepara cuando su madre se queja de su colesterol y su chico de su (imaginaria) barriguita.

Además, no necesita ni horno ni aparatejos extraños: sólo un cazo, un tenedor y un frigorífico. La versión original de este postre llevaba naranja sanguina, pero yo soy así de chula y prefiero las mandarinas. ¡Porque yo lo valgo!

Sigue leyendo